imagotipo

Diferencias entre los títulos reales | El Mundo de la Realeza | Mariana Vargas Ruiz

  • Realeza: Mariana Vargas

Algunas veces, la gente me pregunta sobre estas diferencias. Pues hoy quiero aclararles cuáles son las diferencias que tienen estos títulos. Hay que comentar que en estos tiempos ha habido modificaciones tanto a las leyes de sucesión, como la igualdad de sexos para subir al trono, aunque hay países que permanecen teniendo la ley sálica así como los títulos reales.

– Monarca reinante

Un monarca reinante es la persona que tiene derecho al trono y sucede al anterior monarca por derecho propio y por ser hijo mayor del fallecido soberano. Repito, depende de las leyes de sucesión de cada país monárquico y depende también de la cultura, tradiciones y forma de pensar. Les recuerdo que solo hay un emperador en la actualidad, Akihito de Japón. La cultura de este país prohíbe que las mujeres lleguen a reinar. El monarca reinante debe de ser varón, aunque el heredero del trono solo tiene una hija. En el caso de Isabel II de Gran Bretaña, por no haber tenido un hermano varón, sucedió a su padre en el trono cuando este falleció. Ella es una reina gobernante porque, precisamente, sucedió al rey y reina por derecho propio. Su madre, la reina Isabel, reina madre, no reino así. Ella fue reina consorte, esposa de rey.

-Monarca consorte

Como ya mencione, los y las monarcas consortes son los esposos- y por lo general son mujeres- que reinan porque sus esposos sucedieron al antiguo rey y por matrimonio. Y según el protocolo, deben caminar detrás del monarca reinante, a cinco pasos. Ejemplo de reinas consortes en la actualidad por ejemplo, las reinas de Holanda, de Bélgica, de Luxemburgo (con tratamiento de gran duquesa consorte), de Mónaco (Charlene es princesa soberana consorte con título y tratamiento de alteza serenísima), de Noruega, de Suecia. Un ejemplo, hablando de reyes varones en Inglaterra, de rey consorte (único caso en ese país) fue el rey Felipe II de España, marido de María Tudor, alias “la sanguinaria”, en el siglo XVII.

FELIPE DE Inglaterra, el poder detrás del trono.

FELIPE DE Inglaterra, el poder detrás del trono.

– Princesa consorte

Ella o ellas son esposas de los herederos del trono en Europa. Como Mary de Dinamarca, Mette Marit de Noruega, Kate Middletton (Catalina) duquesa de Cambridge, y está aún en discusión sobre qué título llevará Camila si Carlos llega a ser rey. En primer lugar, quiero decirles a ustedes que ella tiene derecho a ser princesa de Gales. Recuerden que toda esposa de heredero varón lleva sus títulos, Camila es llamada duquesa de Cornualles porque Carlos es el titular de dicho tratamiento, pero a petición de la gente, lleva este otro título de su esposo y por respeto a Lady Di, y más bien, por exigencia del pueblo británico. Recordemos que Diana también fue duquesa de Cornualles.

CAMILA, PRINCESA de Gales.

CAMILA, PRINCESA de Gales.

Otro ejemplo de actualización en títulos reales lo vemos con la princesa Salma de Marruecos. Primero, el rey Mohammed eliminó la tradición masculina y real de tener un harén y solo tiene una esposa, quien, por orden de su majestad, se le conoce el rostro (el anterior rey tuvo su harén y no se conocen todos los nombres de ellas). Se sabe de su nombre, es profesionista, y su esposo le otorgo un título que, por ser mujer, es algo extraordinario en ese país, el de princesa consorte.

SALMA ES princesa consorte de Marruecos, es esposa del Rey.

SALMA ES princesa consorte de Marruecos, es esposa del Rey.

– Príncipes consortes

Es muy cierto que también los varones sufren un tipo de discriminación con respecto al título de sus mujeres, los monarcas reinantes. Vemos, sin embargo, al duque de Edimburgo, marido de la monarca británica, que pese a no ser rey consorte es el poder detrás del trono. Y mientras tanto, Enrique de Dinamarca, marido de Margarita II, siempre quiso ser rey y lo dejó claro en algunas entrevistas que concedió. Diplomático, poliglota, creo que si hubiera sido rey consorte hubiera sido todo un modelo y ejemplo, además de que hubiera aportado mucho de sus conocimientos y apoyado a su esposa, aunque sí lo ha hecho en cierta forma. El príncipe ahora ya se jubiló.

ENRIQUE DE Dinamarca, el príncipe que no pudo ser Rey.

ENRIQUE DE Dinamarca, el príncipe que no pudo ser Rey.

– Regente

Ahora les comentare sobre los príncipes herederos regentes. Este título les da cierto poder como si estuvieran cogobernando junto con el monarca, solo en casos excepcionales como la enfermedad del rey o cuando el monarca hace visitas de Estado a otros países o simplemente se ausenta del país. El príncipe Haakon de Noruega es un ejemplo de que ha sido regente, cuando su padre fue operado dos veces, cuando el rey se ausenta del país, o cuando es necesario, según lo dicta la constitución.

También tenemos títulos de otras monarquías como los Sultanes, los Jeques, Marajás, y otros títulos como el Zar, el Káiser, César, entre otros, que han desaparecido y que, posteriormente, les platicaré sobre estos.

/arm