imagotipo

¿Y el dinero? / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Confirmado: son los gobernadores y los presidentes municipales los que se jinetean el dinero destinado a proveedores y contratistas. La declaración de Luis Videgaray fue tajante: el Gobierno ha entregado en tiempo y forma las participaciones a Estados y municipios.

¿Y entonces por qué de las cuantiosas deudas estatales y municipales a quienes los proveen de materiales y servicios y a los contratistas que realizan obras?

Dando por buena la declaración del señor Videgaray, con la cual descorre el velo del jineteo, habría que saber las razones por las cuales el dinero no se destina a los fines que está indicado. Si se suman los reclamos de los empresarios, de la cúpula del sector privado, de los cuantiosos adeudos que tienen gobernadores y alcaldes, el panorama se ennegrece en su totalidad.

Porque no hablamos de cien pesos –que sería mucho para quien ni siquiera tiene para comer el día a día,-  sino de millones, cientos de millones, miles de millones de pesos que fueron entregados a los gobiernos y municipios para cubrir sus requerimientos de obra y de insumos para mantener programas sociales, edificar obras, tener papelería y computadoras.

¿Dónde está el dinero?

La Auditoría Superior de la Federación está obligada a revisar el destino de los recursos federales que han sido entregados durante 2015, además de echarse un clavado a los años anteriores. El no pago frena el crecimiento económico, hace quebrar empresas, genera endeudamiento y deja de crear empleos.

¡Así no se puede!