imagotipo

Dismorfia Muscular y Anabólicos | Espiral de Conductas | Norma L. de Payro

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

Solo hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana, pero no estoy muy seguro de la primera, de la segunda puedes observar cómo nos destruimos solos, solo por demostrar quién puede más. (Albert Einstein).

DISMORFIA MUSCULAR, un trastorno mental que se caracteriza por una preocupación excesiva en la apariencia física.

DISMORFIA MUSCULAR, un trastorno mental que se caracteriza por una preocupación excesiva en la apariencia física.

De acuerdo con información de Fundación Unam. Actualmente, algunos hombres buscan un cuerpo musculoso. La era mediática ha influido en el estereotipo equivocado del físico de un hombre, gestando estereotipos falsos como la aparición de la Dismorfia Muscular, un trastorno mental que se caracteriza por una preocupación excesiva en la apariencia física, y la progresión de una auto distorsión de la figura. De acuerdo a testimonios de hombres y mujeres La Dismorfia Muscular, al tener contacto prolongado con los anabólicos, substancias sintéticas derivadas de la testosterona que consumen energía,(web) promueven el crecimiento del músculo esquelético. Al paso del tiempo impera una obsesión sutil e intangible, que se apodera de las diferentes áreas de la supervivencia del hombre, una de ellas es la psicológica, inicia a encontrar una intolerancia inexplicable hacia sus seres queridos, que termina golpeando o agrediendo emocional o físicamente con un ataque de ira o enojos repentinos, afecta la libido. En lo social empieza a surgir un sufrimiento entre ir a trabajar o ir al Gym, están en la búsqueda del reconocimiento estético hacia su persona. Por lo que también hay alteraciones mentales, el estrés de reciclar este estilo de vida, baja los nutrientes de la red neuronal, provocando un TOC (Trastorno obsesivo compulsivo). Progresivamente adquieren un índice de comportamiento tan dramático y molesto, que aleja toda oportunidad de recibir ayuda. Muchas personas que se someten a tratamientos de derivados de la testosterona en bajas cantidades y con guía profesional también son afectadas. Testimonios aluden que en mínimas cantidades, entran en criticas banales acompañadas de un ego que lastima lo que este a su paso, son impertinentes, llegan a ser tan convincentes en lo que expresan, que son temidos en el entorno social por su osadía de hablar de más. Por lo tanto entre un usuario potencial o de bajo impacto, sufren los mismos cambios en su homeostasis mental. Expertos en conducta afirman que no todos podrán ser musculosos, que el ser humano tiene una naturaleza que no puede desafiar solo porque otro le hace creer que no pasa nada “Si pasa”. Hay un gran acervo de conocimiento que lo avala. En el mundo se ha llegado a la comodidad de entregar todas las soluciones a los controles sociales y esto en la actualidad no funciona. No solo los Gobiernos deben cambiar, cada individuo de la vida cotidiana debe renovarse, reinventarse, informarse, y cuestionarse. En el deporte también existe la economía subterránea (mercado negro). Si estas en un gym, y has elegido el uso de anabólicos, forma una red de seguridad con tus amigos o familiares, donde elabores acuerdos y aceptes ser avisado de cualquier conducta alterada e inmediatamente suspende. Muchos Deportistas son engañados por pseudo entrenadores o profesionales del deporte, afirmando que de manera controlada no hace daño los anabólicos. “Si hacen daño” de manera controlada o no. Atrás de profesionales, famosos, poderosos, estudiantes o cualquier otro rol hay seres humanos frágiles con y otros sin escrúpulos.

/arm