imagotipo

Diversificación de mercados agroalimentarios

  • Aarón Irizar López

El sector agrícola es estratégico para el desarrollo económico y social de un país, ya que garantiza la seguridad alimentaria de su población y constituye una importante fuente generadora de empleo.

En México, en los últimos años se ha presentado un crecimiento sostenido en el campo vinculado con un incremento en la productividad, así como la innovación, modernización y el uso sustentable de los recursos. El aumento de los programas de incentivos y créditos para productores agropecuarios ha sido una parte fundamental para el crecimiento de este sector.

Los avances son contundentes, nuestro país ha consolidado su liderazgo en materia agroalimentaria, posicionándose en el tercer lugar en la producción agropecuaria en la región Latinoamericana y en el número 12 a nivel mundial.

México es el primer productor y exportador de aguacate, primer exportador de cerveza, segundo productor de chile verde, segundo exportador de jitomate y limón, tercer exportador de chiles, pimientos y pepinos, quinto productor de carne de pollo, huevo y mojarra, y el sexto productor de carne de res.

La producción agropecuaria también representa un componente fundamental para el comercio exterior de México.

Estados Unidos es uno de los principales mercados para los productos agropecuarios mexicanos. Nuestro país es el proveedor de cerca del 31 por ciento del total de frutas y el 57 por ciento de las hortalizas y vegetales que ese país importa. En total, Estados Unidos representa el 75.2 por ciento de nuestro comercio exterior agroalimentario.

Entre los principales productos que México exporta a ese país se encuentran la cerveza, tomate, pimiento, aguacate, frambuesas y moras, tequila, fresa, ganado bovino, pepino y espárragos. Tan solo durante la celebración del SuperBowl en Estados Unidos se consumen cerca de 35 mil toneladas de guacamole hecho con aguacate mexicano.

Ante la nueva coyuntura en la relación bilateral con Estados Unidos, es fundamental que el sector agroalimentario reduzca su dependencia con las exportaciones a ese país, a través de la diversificación de los mercados para los productos mexicanos.

Hay muchos países en el mundo que actualmente están demandando grandes cantidades de alimentos y otras materias primas, por lo que representan oportunidades comerciales importantes para México.

China, por ejemplo, es una nación en crecimiento que demanda cada vez más alimentos para su población, que representa un mercado de más de mil 300 millones de habitantes. Consciente de este potencial, México ha incrementado su presencia en China durante los últimos años.

No podemos continuar enfocando nuestras relaciones comerciales con un solo país, resulta fundamental mirar hacia otros mercados y mantener un sano equilibrio en la balanza comercial.

Otras regiones del mundo como Europa, Medio Oriente y Asia-Pacífico, pueden constituir oportunidades de diversificación comercial para los productos agropecuarios mexicanos.
* Senador de la República por

el Estado de Sinaloa. @AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez