imagotipo

¿Dónde se forman las lectoras y los lectores?

  • Leer la clave del poder: Andrea Balanzario Gutiérrez

Este ciclo escolar recién inició los 200 días de clases, 30 millones de alumnas y alumnos y 1.5 millón de profesoras y profesores de los niveles básicos y secundarios en México. Pero ¿formarán lectoras y lectores este nuevo ciclo escolar?  Lo dudo. En la Feria Internacional del Libro en el Estado de México (Filem) con sede en el zócalo de Toluca, no vi una sola visita organizada por escuelas; es más, los expositores reportan ventas de 6 a 12 ejemplares al día, principalmente novela, casi nada de poesía y menos ensayo. La FILEM estuvo casi desierta. Si alguien brilló por su ausencia fueron los escolares y sus profesores. Conclusión algo anticipada: la escuela tiene poco participación en contagiar el gusto por visitar ferias de libros. Tengo la impresión que son las familias lectoras quienes logran formar niñas lectoras y niños lectores. En “El lector no nace, se hace: implicaciones desde la familia”, María José Mayorga Fernández y Dolores Madrid Viva, publicaron en Rivista Italiana di Educazione Familiar, una interesante reflexión: la familia y la escuela son contextos diferentes, con objetivos también diferentes. Es más, la familia ha sufrido reveses importante en los últimos años: menos hijas e hijos, muchas más rupturas, familias recompuestas y otros cambios remodelan el concepto familiar, sin embargo, la familia sigue siendo el pilar de la formación del hábito lector “debido entre otros factores a que los niños/as, por naturaleza, toman como referente a sus padres. Los niños/as empiezan a leer a través de la voz de sus padres, cuando les leen cuentos, narran historias, etc. Escuchar estas narraciones de forma cotidiana va creando en los más pequeños el gusto por la palabra y también el deseo de nuevas historias. De forma que el libro, el adulto y el niño/a forman un triángulo afectivo, que se queda grabado en la mente del menor”. Yo añadiría: si en la casa familiar hay libros, de lo que sea, de medicina, arquitectura, fotografía, novela gráfica… con toda seguridad tus niñas y niños aprenderán, primero a jugar con ellos y luego a leer. Por favor, compra libros, mira qué títulos tan convenientes te recomendamos hoy: