imagotipo

Drogas: Gestos y cifras / Pedro Peñaloza

  • Pedro Peñaloza

“Si cada consumidor tuviera una planta de marihuana en el balcón, no habría tráfico”.

Eugenio Zaffaroni.

1.- Mitos y Mota. Antonio L. Mazzitelli, representante de la oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito (UNODC, por sus siglas en inglés), sostiene que, “lo puedo decir aquí de manera más que oficial: todo uso de productos farmacéuticos a base de marihuana están permitidos por las convenciones internacionales”. Y dijo más. “desde hace más de 15 años la ONU está promoviendo el uso de la morfina, porque las dos terceras partes del mundo no se utiliza suficiente cantidad de esa sustancia para garantizar el derecho a una muerte digna, tanto para el enfermo como para sus familiares”. Y concluyó Mazzitelli preguntando “¿es la marihuana solamente el producto que autodetermina o son todas las drogas? Abriendo a la marihuana se abrirá a todas las drogas. El consumidor de heroína ¿no tiene los mismos derecho de uno de marihuana?” (La Jornada, 26/01/16:3).

2. Criminalización y la guerra estúpida. Alejandro Madrazo Lajous, investigador del CIDE dice algo ya repetido hasta la saciedad, aunque no estorba reiterarlo, la guerra contra las drogas “solo ha criminalizado a los consumidores, lo cual se hace evidente en las multas por posesión de más de cinco gramos de marihuana, que van de los 435 mil pesos a los 876 mil”. Y continuó diciendo que “en nombre de la prohibición de drogas hemos venido desmontando el sistema de protección de derechos fundamentales de nuestros ciudadanos; los hemos reducido en el papel y los hemos vulnerado sistemáticamente”. Y finalizó externando que “con datos del sistema penitenciario tenemos que la posesión (de marihuana) pasó de representar 10 por ciento de los presos federales, antes de la guerra contra la droga en diciembre de 2016, a 35 por ciento”.

3. Las encuestas. Una verdad parcial. Según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes (Encode) 2014-15, revela que un millón 700 mil alumnos de 5° y 6° de primaria, de secundaria y de bachillerato han consumido drogas alguna vez en su vida, principalmente marihuana. Por primera vez, se incluyó información sobre el comportamiento de niños de primaria y los datos, a juicio de María Elena Medina Mora, Directora del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, hablan de un problema grave. La funcionaria señala que, “una investigación similar representativa a escala nacional entre alumnos de secundaria y bachillerato se realizó en 1991, por lo que ahora es posible concluir que en 15 años el consumo de cualquier tipo de sustancia se duplicó y sólo el de marihuana creció 10 veces”. Y remató sosteniendo que “entre los usuarios de marihuana, casi 60 por ciento reportó que antes había fumado tabaco o ingerido bebidas alcohólicas”.

La encuesta incluyó la medición del consumo de alcohol y tabaco. Del primero, 3.3 por ciento de alumnos de primaria han ingerido principalmente cerveza, que no está sujeta a ningún tipo de impuesto. El estudio subraya que en los estudiantes de secundaria 42 por ciento dijo haber bebido alcohol y de estos 8.9 por ciento reconoció un consumo excesivo. Para el nivel de bachillerato el consumo alguna vez está presente en 74.5 por ciento de los varones y el consumo excesivo fue reconocido por 27.3 por ciento.

Epílogo. Más allá de las cifras y de las posturas diversas, hace falta una mirada criminológica de carácter multidimensional que profundice la explicación acerca del coctel de factores sociales, económicos, culturales e individuales que detonan el consumo de cualquier droga, no para reprimir, simplemente se trata de romper prejuicios y dogmas y proporcionar miradas científicas y trascendentes. Ni más ni menos.
pedropenaloza@yahoo.com/Twitter: @pedro_penaloz