imagotipo

Economía y Pseudociencia; Crítica de las Falacias Económicas Imperantes / Paradigma Económico / Jorge Sánchez Tello

  • Jorge Sánchez Tello

Así se titula el libro de José Luis Ferreira y la mayor sorpresa de este libro sobre Economía es que se aparta de la mayoría de los escritos sobre esta ciencia social. No se trata de un libro de divulgación, ni un libro sobre propuestas económicas, ni un relato que trate de realizar un diagnóstico de las decisiones y hechos económicos ocurridos en algún país o empresa. El objetivo principal es orientar al lector a distinguir entre las afirmaciones económicas realizadas con rigor y aquellas que no lo son.

Sucede además que, al hacer eso, consigue divulgar, examinar propuestas y relatar de manera crítica unos cuantos hechos económicos de la historia reciente.

El autor comienza por lo más sencillo al exponer errores numéricos como antecedente de errores de concepto hasta convencer al lector de la necesidad de cuestionarse cada una de las frases simples que se suelen vender como Economía cuando no son más que ideologías o deseos. No verán en este libro a un defensor a ultranza de los mercados, pero tampoco verán a un enemigo de ellos. Lo que sí verán es a un economista que propone examinar cada caso y encontrar dónde funcionan razonablemente bien, donde pueden ser corregidos por algún tipo de regulación y dónde deben ser sustituidos por otro mecanismo. Y no solo eso, sino que nos indica qué debe significar cada uno de esos términos. Así, por ejemplo, “razonablemente bien” significa “mejor que otras alternativas”.

Lo que más le sorprenderá al lector casual es que Ferreira afirma que eso es precisamente lo que hacen los economistas investigadores, y que llenan las revistas académicas de Economía con sus artículos. Si alguien pensaba que la Economía mainstream (dominante) era el neoliberalismo o que los economistas son atentamente escuchados a la hora de hacer política económica, deberá leer este libro.

El autor tampoco niega la presencia de la ideología en esta ciencia social, pero la relega a los fines. Distintas posiciones políticas podrán definir distintas prioridades, como la mayor o menor universalidad en la sanidad, o el nivel de solidaridad en las ayudas a los más pobres. Esa tarea no es algo que el análisis económico deba o pueda decidir, pero una vez establecido el objetivo, el análisis sí podrá ayudar a diseñar la política adecuada. El libro advierte cómo el asociar determinados mecanismos a una ideología a menudo impide encontrar otros mejores para conseguir los mismos fines.

Lean, en fin, el libro. Excepto algún interludio metodológico que requiere más atención, la mayor parte del texto se basa en ejemplos muy concretos con los que seguir la ruta que se ha marcado el autor para hacernos ver que no todo es lo que parece. Tras el éxito en España de la primera edición, esta segunda se ha ampliado con secciones dedicadas a América Latina.