imagotipo

Educación y la formación de nuevos mexicanos

  • Marco Bernal

En México se ha realizado una transformación profunda en el sistema educativo para mejorar la calidad de la educación. Se han realizado las reformas necesarias para fortalecer las escuelas y apoyar el desarrollo profesional docente, pero es necesario acordar los cambios necesarios para establecer un nuevo modelo educativo, es decir, un nuevo planteamiento pedagógico.

En días recientes se presentó el Modelo Educativo 2016 y la Propuesta Curricular para la Educación Pública. El Modelo será construido a partir del intercambio de experiencias de todas la escuelas del país, maestros, académicos, autoridades estatales, madres y padres de familia, el INEE, el SNTE, pedagogos, organizaciones civiles y legisladores en los foros que iniciaron el martes pasado.

Se presentaron tres documentos para iniciar el debate: los fines de la educación, la articulación de cinco ejes para una educación de calidad, y la propuesta curricular en la educación básica y media superior. Es importante remarcar que los documentos presentados son el resultado de 18 foros regionales realizados en 2014, en los que se revisaron 28 mil propuestas para preparar los nuevos planes y programas de estudios.

Los fines de la educación se han centrado en definir el tipo de mexicanos que se desea formar: ciudadanos con valores, informados y responsables, que participen en la vida social, económica y política de México, así como personas capaces de lograr su desarrollo personal, laboral y familiar. También, se establece que los logros a alcanzar se basan en siete ámbitos: lenguaje y comunicación; pensamiento crítico y reflexivo; convivencia y colaboración; desarrollo físico y emocional; México y el mundo; arte y cultura, y medio ambiente.

El segundo documento establece cinco ejes:poner a la escuela en el centro del sistema educativo; contemplar un efectiva y eficiente propuesta curricular; construir un sistema profesional basado en la formación continua y hecha a la medida de las necesidades de los maestros; fomentar la inclusión y equidad, lo que significa que cada componente deberá apegarse a estos principios, y plantear una gobernanza mucho más efectiva en la pluralidad de demandas de alumnos y maestros en el país.

El tercer documento plantea una propuesta curricular para educación básica y media superior, y promueve el desarrollo personal y social, como las actividades artísticas, culturales y deportivas, así como aquéllas que enseñen a regular sus emociones e implementar valores para la convivencia, el desarrollo personal y para el propio aprendizaje.

Se espera que el resultado de los foros iniciados esta semana fortalezcan y hagan sustantivo todos los objetivos y deseos plasmados en el Nuevo Modelo Educativo, que favorezcan el intercambio de ideas que enriquezcan el debate para transformar el sistema educativo, así como mejorar el mismo en términos de calidad educativa y promover que la educación en México genere egresados productivos, con conciencia social y con la convicción clara de seguir preparándose y superándose académicamente.