imagotipo

Egochapo / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Verse como el más grande, el mejor, el más capaz y hasta el más guapo, hundió a Joaquín Guzmán Loera. Ser reconocido en el mundo y pasar a la historia lo hizo tratar de contar su biografía de manera cinematográfica. Y en su egolatría, se descuidó. Y como al tigre de Santa Julia,
lo pescaron.

Conocida su relación con los actores Sean Penn y Kate del Castillo y exhibidos los primeros minutos de una entrevista “exclusiva”, que es el comienzo de lo que habría sido una película biográfica, se tiene que desechar la calificación de “es un hombre muy inteligente, aunque impreparado”, como se llegó a difundir después de su segunda fuga el pasado 11 de julio.

No entender que los cuerpos de inteligencia que lo rastreaban cuentan con aparatos de intercepción de comunicaciones y que a través de ellos localizarían las llamadas que le hiciera Del Castillo y cualquier otro de sus contactos, demuestra que el egochapo no es tan listo como presumía.

La procuradora anunció el sábado por la noche que una de las pistas que llevaron a la recaptura del criminal fue saber que estaba en marcha la realización de un filme. Se presume que las llamadas o entrevistas personales fueron captadas.

¿Hay alguna responsabilidad de los entrevistadores que localizaron a “El Chapo” antes que las autoridades?.. ¿Existe complicidad de Kate, Sean, camarógrafos, microfonistas y demás personal que lo filmó?

Obstrucción de la justicia sería el menor de los cargos.

Surge una duda: ¿Cómo lo encontraron las estrellas de Hollywood?

Twitter: @jesusmichelMx