imagotipo

El acuerdo de París: una oportunidad para salvar el planeta / Consideraciones / Aarón Irízar López

  • Aarón Irizar López

El sábado pasado finalmente fueron presentados los resultados de la Cumbre del Clima de París, cuyos trabajos se desarrollaron entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre del presente año. El resultado de estos días de arduas negociaciones fue el Acuerdo de París, documento que marca las principales directrices a seguir por la comunidad internacional en materia de lucha contra el cambio climático al menos durante los próximos 15 años.

El Acuerdo de París pasará a la historia como uno de los más importantes en su tipo, es la primera vez en la que 195 países llegan a un acuerdo tan ambicioso en reducción de gases efecto invernadero y cuyas diferencias al respecto han podido ser superadas. Del total, 187 países ya han presentado sus planes de acción. En comparación con el Acuerdo de Copenhague celebrado en 2009, el de París supone un éxito rotundo, aunque con ciertas limitaciones aún.

El principal objetivo que establece el acuerdo es mantener el calentamiento global por debajo de los 2o Centígrados.

Parte importante del acuerdo es el mecanismo de revisión de las contribuciones a nivel nacional por cada cinco años a partir de 2020, con el objetivo de presentar nuevas y más ambiciosas.

En cuanto al financiamiento, los países desarrollados se comprometieron a aportar 100 mil millones de dólares anuales hasta el 2020, fondo que servirá para ayudar a los países en desarrollo para adaptarse al cambio climático.

El principal logro del Acuerdo de París es que, por vez primera, los principales emisores de gases efecto invernadero, China y Estados Unidos, han aceptado formar parte de un instrumento internacional cuyo objetivo es hacer frente al cambio climático, un acuerdo donde éstos no figuraran simplemente tendría alcances sumamente limitados.

Aunque no se logró que el acuerdo fuera legalmente vinculante, representa un gran avance y un primer paso en la lucha contra el cambio climático, así como un éxito de la diplomacia internacional y de la ONU que demuestra que la cooperación y la solución de controversias a través del diálogo siempre es posible incluso en un escenario internacional tan conflictivo como en el que nos encontramos actualmente. Esto sin duda también representa un éxito para la humanidad en conjunto.

Como todo acuerdo de este tipo, el de París puede no ser perfecto, más aún si se tiene en cuenta que no establece compromisos legalmente vinculantes, sin embargo, abre una puerta para salvar al planeta y construir economías sustentables que puedan crear un mundo mejor para las generaciones venideras.

México se ha sumado a este histórico acuerdo contra el cambio climático, siendo uno de los países en desarrollo que han presentado contribuciones nacionales más ambiciosas con una reducción del 22 por ciento de sus emisiones de carbono a la atmósfera y reducir la deforestación al 0 por ciento hacia el año 2030.

En el Senado de la República nos congratulamos por la consecución de este importante acuerdo, así como por la ejemplar participación de México en la Cumbre del Clima de París. Estaremos al tanto de los avances en la materia para coadyuvar a la obtención de las metas internacional y nacionalmente establecidas.

* Senador de la República por el Estado de Sinaloa.

Twitter: @AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez