imagotipo

”El Arbolito de Navidad” | La Cuadratura del Círculo | Enrique Pardo Genis

  • Cuadratura: Enrique pardo Genis

Hoy es Nochebuena y mañana Navidad y para estas alturas un arbolito de navidad debe estar adornando gran cantidad de hogares en todo el mundo… pero ¿se imagina dónde inició todo?… fue en Alemania, en el siglo XVII.

Y fue dos siglos más tarde que empezaron a expandir su costumbre por el resto de Europa y Estados Unidos. Este adorno tiene un significado cristiano, aunque sus raíces se encuentran en religiones y culturas mucho más antiguas…

Los antiguos habitantes de Europa colocaban manzanas y otros frutos sobre algunos árboles, para recibir la primavera y honrar a dioses como Frey, señor del sol y la fertilidad, y Thor, dios del trueno en la mitología nórdica y germánica…

El giro se produjo en el siglo VII, cuando según la leyenda, San Bonifacio, evangelizador de Alemania, arrancó el árbol que representaba a los antiguos dioses paganos, para plantar en su lugar un abeto, que simbolizaba el amor eterno de Dios a los hombres y con su forma triangular, explicaba el misterio de la santísima trinidad… Después lo adornó con manzanas, ícono del pecado original y la tentación, y con velas, imagen de la luz de Jesucristo.

La tradición se fue enriqueciendo poco a poco, y los alemanes empezaron a utilizar otros elementos ornamentales como estrellas, bolas de cristal, espumillón y dulces. En 1605 apareció una de las primeras referencias históricas, se trata de un abeto decorado con rosas de papel, manzanas y figurillas de azúcar.

El árbol de navidad es una tradición mundial con origen alemán.

El árbol de navidad es una tradición mundial con origen alemán.

Esa tradición encontró muy pronto arraigo entre los fieles protestantes. De hecho, la leyenda cuenta que en Alemania fue Martín Lutero (1483-1546) quien inventó la decoración a base de velas, frutos secos y manzanas, para simbolizar los dones que recibió la humanidad con la llegada de Cristo.

A mediados del siglo XIX, la iglesia católica aceptaba el “árbol de cristo”, que desde entonces convive pacíficamente con el tradicional Belén o pesebre del niño Jesús.

En la calle, el primer árbol se emplazó en 1878 en el famoso mercado de Navidad del niño Jesús, en Nuremberg, al sur de Alemania… Todavía hoy, ese mercadillo es uno de los más tradicionales del país y el árbol que se coloca en el centro, uno de los más espléndidos y majestuosos.

Con el tiempo, los pinos y sus figurillas de adorno fueron haciéndose más accesibles y los alemanes, eternos viajeros, lo llevaban allí donde marchaban en busca de un futuro mejor.

De este modo, fueron los cerca de seis millones de alemanes que desde finales del siglo XIX hasta principios del XX abandonaron Alemania rumbo a Estados Unidos, los que dieron a conocer esa tradición en tierras americanas.

Hoy, el árbol de Navidad sigue siendo el elemento decorativo preferido en Alemania… y en prácticamente todo el mundo.

-Para recordar

Ya hay nuevo reglamente de tránsito en la Ciudad de México y ha comenzado la cacería furtiva… tenga mucho cuidado…

Ahora sí… Feliz navidad. Le deseo que la cena de Nochebuena la pase increíble y con sus seres queridos.

Viva la vida y sea feliz.

Correo: kikeniS@yahoo.fr

Twitter: @EnriqueParGen

/arm