imagotipo

El Café–El Oro negro / Reflexiones / Manuel López Portillo

  • Manuel López Portillo

Grano de color obscuro que nace en tierras tropicales y generador de grandes fortunas, monopolios, riqueza, pobreza y varias contradicciones más, que orientan sus opuestos en un proceso paralelo y dinámico en su sociedad de nacimiento y en su convivencia que los une dialécticamente en su permanente cambio social productivo.

Opulencia y escasez de interés colectivo en la unidad social y al del grupo productivo cuando se distribuye INEQUITATIVAMENTE LA VENTA del insumo y determina sus propias contradicciones.

Las aplicaciones consumidoras son de gran variedad en la clientela que consume el producto terminado; el café,  tanto individual como socialmente, y se ha llegado al extremo de producir de diferentes calidades tanto del propio producto como de sus derivados, con alto grado de elitismo, hasta el multitudinario, cada día más costoso, llamado café de olla.

En estas breves líneas, —haremos de los grande negociantes del café que con el auxilio de sus publicistas y grandes recursos han creado grandes cadenas mundiales de consumidores  y más— no haremos una apología de la cultura del elitismo consumidor, sino del seudoelitismo de consumidores creado en  sitios de venta y consumo, para socializar y promover  la compra de productos paralelos por el cliente cautivo y la creación de premios para el que más consuma, —-qué listos ¿no?— a consumir más y más ofreciendo, vendiendo, productos de muy deficiente calidad y seudoorillando al cliente  a consumir, productos diversos de calidad controvertida para convertirlo en adicto al producto y al sitios del consumo, esta es parte de la estrategia del grupo mundial conocido como starbucks, que se caracteriza, por su deficiente atención y deficientes productos, con una paga de muy bajo nivel a sus empleados… continuará.
Neurocirujano, analista político.