imagotipo

El cine en tiempos de guerra / Zona de Guerra / Héctor Tenorio Muñoz

  • Héctor Tenorio

El largometraje “Mente Revólver” iniciará su rodaje a finales de febreros en la ciudad de Tijuana y gracias a acuerdos con instituciones académicas del vecino del norte esta ópera prima tendrá locaciones en Los Ángeles, California. Cabe destacar que esto se da en circunstancias adversas, vivimos una severa devaluación del peso frente al dólar. El director Alejandro Ramírez Corona se dice orgulloso de ser parte del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUE), consideró que es un lugar donde se puede ejercer la libertad de expresión, esto le permitió contar tres historias con un nivel aceptable de credibilidad (la de un sicario, la de un maquilador y la de una norteamericana que emigra a México) desde la mirada de la frontera con los Estados Unidos. Explicó que la elaboración del guión le llevó más de tres años y realizó una investigación emocional. “La escribí de manera circunstancial y los personajes los hallé en la vida cotidiana de la mágica ciudad de Tijuana, es fácil encontrarse con historias de sicarios, de maquilas, de migrantes”.

Desde el punto de vista del actor Baltimore Beltrán estamos en una sociedad que está en guerra y no lo asumimos. “Es un proceso de descomposición que se inició a partir del asesinato del candidato presidencial del PRI Luis Donaldo Colosio el 23 de marzo de 1994. Ahí vivimos un parteaguas histórico”. Manifestó la necesidad de ser participativos y aportar al debate nacional. La directora del CUE María del Carmen De Lara Rangel coincidió con él. “El cine es un espejo de la realidad, y México necesita verse a sí mismo. Con este trabajo intentamos modificar las actitudes violentas”. Respecto a la distribución de “Mente Revólver”, la funcionaria precisó que buscarán ir más allá de los festivales de cine y de los 12 estados del país donde tienen presencia. Se apoyarán en la plataforma Film Latinos, además de buscar otras alternativas que permitan que los trabajos de esa institución sean más difundidos. Puntualizó como algo prioritario involucrar a los alumnos en la creación de nuevas estrategias de difusión de sus trabajos.

Ana Hernández productora ejecutiva del film expresó que tienen un compromiso social que debe verse reflejado en la pantalla. Cuentan con un presupuesto de 12 millones y medio de pesos. Para ella la única manera de combatir el monopolio que hay en el cine nacional es con buenos productos. Mientras, Pablo Fernández Flores subdirector del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), comentó que la prioridad es dar a conocer los nuevos talentos y dijo que se han logrado 12 películas en 17 años. Aseguró que no habrá modificaciones con la creación de la nueva Secretaría de Cultural. Recordemos que “Mente Revólver” es la décima segunda Ópera Prima de Ficción del Programa Óperas Primas, convocado por el Imcine, a través del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine) en coproducción con el CUE.

Todos coincidieron que el objetivo de la película es que sea vista por un público popular, la función del cine debe ser llegar a la gente. Reconocieron que resulta lamentable la invasión cultural del cine extranjero y la no aplicación de la ley para defender el producto nacional. Ahora bien, si quieren romper con el monopolio de la distribución es necesario que hagan ruido con la comunidad mexicana en los Estados Unidos. La situación es favorables, los migrantes se sienten amenazados por el discurso racista del precandidato presidencial del Partido Republicano Donald Trump y el largometraje podría ser muy bien recibido allá facilitando su entrada a las salas mexicanas. Ojalá así sea.
tenorio_hector @hotmail.com