imagotipo

El derecho electoral es como lo queremos / José Roberto Ruiz Saldaña

  • José Roberto Ruíz Saldaña

Los diversos procesos electorales locales que están por iniciar en distintas entidades federativas -entre ellas Veracruz, Oaxaca, Sinaloa, Hidalgo, Tlaxcala, Tamaulipas y Chihuahua- van a generar un trabajo intenso en la Comisión de Quejas y Denuncias del INE toda vez que ésta es la encargada, entre otras tareas, de ordenar o no la suspensión de promocionales en radio y televisión.

La astucia de los partidos políticos, precandidatos y candidatos al formular sus mensajes, seguirá exigiendo un gran esfuerzo a los consejeros y consejeras del INE que participen en esa comisión, a fin de decidir sobre la continuación o no de los promocionales que sean controvertidos.

El balance del trabajo realizado por la Comisión de Quejas y Denuncias en el proceso electoral 2014-2015, no obstante acertadas críticas, parece ser favorable. Por los asuntos que atendió y los criterios que emitió, ese órgano del Consejo General del INE aportó en la construcción del derecho electoral.

Frente a un criterio desafortunado consistente en que el INE se declarara incompetente por propaganda gubernamental extraterritorial (en más de una entidad federativa), desde la Comisión de Quejas y Denuncias se forzó el criterio de asumir competencia. Asimismo, se dictaron medidas cautelares para que tres gobernadores garantizaran que, en el ámbito de su comunicación social, no hicieran promoción personalizada ni se difundiera propaganda como noticia.

De igual modo, contrariamente a un criterio del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el cual ha asumido prácticamente el internet como un espacio de no regulación, en la referida comisión se avanzó en la interpretación y formas de sancionar la propaganda electoral ahí publicada, sobre todo en los casos en que los actores políticos reconocían el control de esa información.

En un asunto relevante, se ordenó a medios de comunicación que se abstuvieran de incluir “cortinillas” en su programación, es decir, mensajes de manera previa a los de partidos políticos mediante los cuales avisaban que a continuación darían paso a estos. No menos interesante, y ciertamente polémico, fue tomar la decisión de otorgar medidas cautelares para que la propaganda electoral colocada en vallas de estadios de fútbol no fuera difundida en televisión. Al estar prohibida la adquisición de propaganda de este tipo, no importaba que la misma proviniera de dichas vallas.

Es cierto que la Comisión de Quejas y Denuncias del INE no actuó a tiempo para frenar los informes de legisladores del Partido Verde por tratarse de propaganda permanente, reiterada y sistemática, pero no obstante ello, insisto, el balance parece ser favorable. Hago votos porque en los procesos electorales locales que están por iniciar, esa comisión continúe creando y consolidando buenos criterios jurídicos. El derecho, más aún el derecho electoral, es como lo pensamos, lo queremos, lo proyectamos.
* Consejero electoral del INE

@Jose_Roberto77

joseroberto.ruiz@ine.mx