imagotipo

El Día de los Santos Inocentes y La Fiesta de los Locos

  • Marco Bernal

  • Marco A Bernal

El Día de los Santos Inocentes es una celebración cristiana que surge de la narración de San Mateo sobre la brutal historia del Rey Herodes I, “El Grande”. La historia que encontramos en el Nuevo Testamento de la Biblia describe cómo hace dos mil años el Rey Herodes se entera del nacimiento de Jesús, el Cristo, y da la orden de asesinar a todos los niños menores de dos años en Judea. Cuenta la Biblia que muchos niños murieron en manos del ejército del Rey y que sus almas inocentes están en el cielo.

A pesar que el suceso descrito es cruel, se tiene la creencia que el Rey Herodes vivió engañado por muchos años, pensando que había asesinado a Jesús. Desde entonces, la Iglesia Católica conmemora el 28 de diciembre el Día de los Santos Inocentes, en honor a los difuntos asesinados. Este día de duelo se mantuvo para los creyentes de la fe católica, pero  fue en la Edad Media que la conmemoración se combinó con otro rito pagano conocido como la “Fiesta de los Locos”.

“La Fiesta de los Locos” se celebraba en Francia entre Navidad y el Día de Reyes, por lo que se empalmaba con el Día de los Santos Inocentes. El festejo se realizaba en algunas iglesias y eran eventos llenos de excesos. Cléricos, diáconos y sacerdotes celebraban enmascarados o vestidos de bufones, bailaban dentro de las iglesias, cantaban, comían carne, y cometían impiedades, dignas para ser excomulgados, principalmente en año nuevo. Se dice que esas fiestas eran tan escandalosas que la iglesia, para calmar las excentricidades, prohibió la fiesta y decreto el Día de los Santos Inocentes.

Es así como se inicia el sincretismo pagano-religioso en las festividades del 28 de diciembre. En la actualidad, se juegan bromas o “inocentadas” de todo tipo a las personas más descuidadas; las que se convierten en inocentes al caer en la treta. Esta celebración cristiana se realiza principalmente en España y Latinoamérica.

Las “inocentadas” se asemejan al April Fools’ Day (Día de los tontos de abril). Esta fiesta surge de la costumbre de celebrar el año nuevo entre el 25 de marzo y el primero de abril en los tiempos antiguos. Después de la aceptación del calendario gregoriano la celebración de fin e inicio de año se cambió al primero de enero. Sin embargo, había personas que consideraban que estaban mejor con el antiguo calendario y seguían festejando en abril. Debido a su mala interpretación y mala ubicación temporal fuero llamados: “tontos de abril”.

Hoy en día, las dos tradiciones se asemejan y se realizan bromas al grito de “inocente” en distintas formas y en muchas regiones del mundo. En Hispanoamérica se celebra el Día de los Santos Inocentes; en Reino Unido, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia, el Día de los Tontos; en Francia, La Fiesta de los Locos; en Italia, Pesce d’aprile (Pescado de abril); y en Escocia se le conoce como Hunt the Gowk Day (La caza del tonto).

El Día de los Santos Inocentes es una fecha para que todas las personas se diviertan y muestren su ingenio para inocentadas a familiares y amistades.