imagotipo

El Duque de Edimburgo ha sido hospitalizado

  • El mundo de la realeza: Mariana Vargas Ruiz

Según un portavoz del Palacio de Buckingham, su alteza real, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo y esposo de Isabel II, ha sido hospitalizado como medida de precaución tras encontrársele una infección.

El sábado pasado el príncipe asistió al desfile conmemorativo del cumpleaños de su esposa, la reina, acudió posteriormente a Ascot y ayer se le  vio montando un carruaje dando un paseo.

El marido de la reina, hace un mes y medio, anunció su retiro del deber público y en medio de rumores, dado su edad, 96 años, y su condición de salud, la gente teme por su vida.

Mientras tanto, sin pompa ni fausto, se celebró la apertura del Parlamento la que ofició su majestad la reina y su heredero, Carlos, príncipe de Gales. Por primera vez desde 1974, se convirtió esta ceremonia en algo más sencilla, sin uniformes y en donde la reina no llevó su corona ni joyas (la corona estaba a su lado).

La soberana británica ha leído en el Parlamento el programa legislativo del gobierno conservador de la primera ministra, Theresa May, sin descuidar las noticias sobre la salud de su esposo.

El Duque de Edimburgo se ha perdido la apertura estatal del Parlamento 11 veces desde 1956. El Príncipe de Gales ha acompañado a la reina dos veces, en 1994 y 1996. Ayer se sentó junto a la reina en el trono en el lugar usualmente llevado por su padre.

Felipe de Edimburgo se encuentra hospitalizado en el Hospital rey Eduardo VII desde el mismo martes en la noche.

En junio de 2013, tuvo una operación exploratoria en su abdomen que se dijo había ido “según lo previsto”.

También sufrió un grave susto por su salud durante la Navidad de 2011, que pasó en el hospital para el tratamiento de una arteria coronaria bloqueada.

Se sometió a un “procedimiento mínimamente invasivo”, una angioplastia, que se declaró un éxito y fue dado de alta cuatro días después.

La operación cardíaca hizo que los cortesanos llevaran a cabo un replanteamiento radical de la asociación de trabajo de la pareja desde principios de 2012 con el duque realizando solo un compromiso público en enero y uno en febrero, el aniversario de la ascensión de su esposa.

Más tarde el mismo año, durante las celebraciones del Jubileo de Diamante de la Reina, fue internado en el hospital con una infección de la vejiga, pasando cinco días en una sala y perdiendo la parte final de las festividades del jubileo.

En 2016, sin embargo, llevó a cabo reuniones oficiales y visitas en 110 días del año, patrono restante o presidente de alrededor de 800 organizaciones y teniendo un interés activo en el premio Duque de Edimburgo. En el momento de su 90 cumpleaños, había declarado que tenía la intención de reducir sus funciones públicas, pero siguió siendo una presencia firme en una serie de compromisos en toda Gran Bretaña.

Seguiremos informando.