imagotipo

El ejercicio como método para perder peso | Salud | Dr. Jonatan Escobar

  • Salud: Dr. Jonatan Escobar

Resulta sumamente importante el considerar una rutina de ejercicio si se desea mantener una figura esbelta y bien tonificada, sin embargo muchos erróneamente han de considerar que el simple hecho de hacer ejercicio sin guardar una dieta adecuada funciona para perder peso, la realidad es que no, y la explicación es la siguiente: nuestro organismo se encuentra diseñado para soportar periodos de ayuno prolongados a expensas de diversos mecanismos de defensa corporal, de tal suerte que nuestro cuerpo funciona como una compleja maquinaria metabólica que tiene como alta prioridad el sobrevivir, cuando hacemos ejercicio efectivamente aceleramos la pérdida de calorías, sin embargo durante el ejercicio las primeras reservas energéticas en forma de calorías que se movilizan no son la de la grasa corporal, si no la del propio músculo, y para agotar las reservas calóricas del tejido muscular se ha calculado que se requieren de aproximadamente dos horas de ejercicio aeróbico continuo, es decir, si corremos durante una hora prácticamente el tejido graso queda intacto, y la energía que se ha empleado y por ende las calorías que se han utilizado proceden de la reserva metabólica muscular, no del tejido adiposo (o grasa), de tal suerte que si el ejercicio es bastante bueno, no es suficiente para mantener una figura esbelta.

Se requiere de adoptar medidas dietarías que favorezcan la pérdida de calorías, como tal, si usted querido lector ha realizado 40 minutos de ejercicio aeróbico, pero enseguida procede a comer alimentos con alto contenido en calorías, el esfuerzo y tiempo invertidos en el ejercicio por desgracia de nada han servido, pues dichas calorías inmediatamente abastecerán las de la reserva muscular y el resto, se derivarán al tejido graso, que por lo demás incluso puede aumentar, por el contrario si procuramos comer alimentos de alto valor biológico, es decir en alto rendimiento nutricio y pocas calorías, aunado a una estricta rutina de ejercicio aeróbico, la reserva de tejido graso paulatinamente se irá movilizando e irá perdiendo volumen.

EL EJERCICIO es bastante bueno, pero no es sufviciente para mantener una figura esbelta.

EL EJERCICIO es bastante bueno, pero no es sufviciente para mantener una figura esbelta.

Así que, en resumen, para perder peso forzosamente se requiere ejercicio constante, complementado con un aporte de nutrientes balanceado, sin embrago se preguntará el lector, ¿Y cómo es el comer sano?, ya he comentado en columnas previas que una proteína de alto valor biológico es el huevo, el cual se recomienda ingerir una o dos veces por semana, las futras y verduras contienen casi todos los nutrimientos que necesitamos a excepción de la vitamina B12, indispensable para determinados componentes sanguíneos, así que los productos cárnicos considera el autor de la presente columna son indispensables en la dieta. Sin embargo, para mayor información se puede consultar en internet las leyes de la alimentación y la pirámide nutrimental, para saber en qué proporción y con qué frecuencia comer los diferentes grupos de alimentos.

Almacenamos calorías en forma excesiva y existen importantes índices de obesidad en el mundo porque somos adictos a la comida, sin duda una de las mejores experiencias que hemos tenido es la de comer, genera una sensación de placer tal que las artes culinarias son una de las más sofisticadas y desarrolladas en el mundo, hay licenciaturas, maestrías y todo un acervo literario y cultural al respecto.

En general amamos comer, sin embargo nos hemos entregado desmedidamente a ese placer a la vez que la tecnología actual ha hecho sumamente cómoda nuestra existencia, ya no tenemos que cazar, sembrar o cosechar nuestros alimentos, generalmente la actividad física que exige nuestra vida actual es mínima, no es difícil intentar comprender el porqué de los latos índices de obesidad en el mundo, sin embargo nuestro cuerpo y organismo se encuentra diseñado, no para vivir en un mundo de tecnología y confort globalizado, si no para que por medio de esfuerzo físico se obtengan los recursos para subsistir.

Por otro lado, no he de negar que yo también amo la tecnología y la era moderna actual, no concibo la idea de vivir en cavernas y tener que cazar mi almuerzo, pero los beneficios del ejercicio y la actividad física no solo se limitan a un simple hecho de supervivencia, en general, se sabe que mejora y fortalece al sistema inmunológico, mantiene al sistema musculo esquelético indemne, mejora el aspecto de la piel y anexos, e incluso el ejercicio es un antidepresivo natural, de tal suerte que se debería de considerar el ejercicio como un hábito de vida necesario, acatando nuestra naturaleza innata, adaptándola a
nuestro modo de vida actual

Para mayor información me puede contactar al correo bioplutarco01@hotmail.com o al Facebook Jonatan Escobar.

/arm