imagotipo

El “Escudo Zaragoza” de Antonio Gali

  • José Luis Camacho

A don Benito Juárez, artífice de la República Triunfante hace 150 años.

La inseguridad pública es la principal preocupación para los mexicanos. El caso de Puebla no es la excepción, sino que la situación se ha agravado con la presencia de grupos delincuenciales que roban combustible y lo comercializan en tianguis, zonas populares y hasta en gasolineras, generando un círculo vicioso de complicidad y un caldo de cultivo para la impunidad.

Ante esta situación, el gobernador Antonio Gali Fayad ha señalado en repetidas ocasiones que la sociedad poblana debe tomar consciencia sobre la consecuencia de consumir e incentivar el uso de gasolina robada, pues se trata de una acción insostenible que genera grandes pérdidas económicas a los mexicanos a través de Pemex, así como grandes peligros para comunidades enteras al manipular el combustible de manera irresponsable.

Pero el gobernador poblano ha ido más allá y con el apoyo decidido del Ejército Mexicano, ha implementado una estrategia ambiciosa y de gran calado llamada “Escudo Zaragoza”, la cual exige la coordinación y trabajo decidido de los tres órdenes de gobierno, pero sobre todo de la sociedad.

Efectivamente, implica una estrategia operativa que obliga a cada cuerpo de seguridad pública a actuar de manera coordinada, apegada a derecho y con respeto a los derechos humanos, contando con lineamientos y protocolos que les permite actuar ante casos de emergencia. Pero no se queda ahí.

“Escudo Zaragoza”, que cuenta con el apoyo y orientación de la Sedena, Policía Federal, grupos sociales organizados e instituciones de educación superior como la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, aborda la problemática de la criminalidad e inseguridad pública desde sus raíces con elementos fundamentales como la inteligencia, prevención y econometría del delito, proximidad social, fortalecimiento de la formación policial y creación de una filosofía de equipo y lealtad que debe ser la columna vertebral del servicio público.

Las instituciones educativas del estado de Puebla son piedra angular en la acción de gobierno para prevenir, atender y resolver los diversos casos de inseguridad pública en el estado, lo cual garantiza a la población que su gobierno está actuando responsable y directamente el problema.

La educación cívica es uno de los apartados de mayor urgencia no solo en Puebla, sino en todo el país, para lo cual el gobierno de Antonio Gali se está acercando a la niñez y juventud de Puebla, así como a los padres de familia para fomentar valores como el respeto, tolerancia y observancia de la ley en su convivencia diaria, como la mejor garantía de vivir en paz.

Así quedó claro durante la realización del Primer Congreso de Seguridad Pública y Política Criminal, que se llevó a cabo en la capital de Puebla durante el 28 y 29 de junio pasados y que congregó a expertos nacionales e internacionales en materia jurídica, legal-policial y de seguridad.

El consenso alcanzado en dicho encuentro es que “Escudo Zaragoza” constituye un ejemplo de política pública de Estado en materia no sólo de ataque a la inseguridad pública, sino sobre todo en su prevención y fortalecimiento de la cultura ciudadana que evite el crecimiento de grupos delincuenciales.

Del estado de Puebla se da ejemplo al resto de las entidades de lo que se puede hacer contando con la participación de todos los sectores y de todos los órdenes de gobierno. Y todos los mexicanos esperamos que rinda buenos resultados.
@jlcamachov

camachovargas@prodigy.net.mx