imagotipo

El espejismo y la realidad

  • Jorge Schiaffino

En México las oposiciones históricamente argumentaron que la alternancia era la solución ante el partido hegemónico, el responsable de todos los males que sufren los mexicanos. Nada más falso. Ya que este grupo de políticos oportunistas, han repetido con creces todos los actos de corrupción que han acusado y peor aún su ineficiencia, inexperiencia y soberbia en el poder son una realidad que ellos mismos no pueden superar por su ambición.

El Estado de México es cuna de políticos mexicanos que mucho han aportado al desarrollo del país. Hoy la derecha ambiciosa y la izquierda obsesionada, pretenden hacer creer que esta elección, es el paso para derrotar al PRI en la entidad de gran tradición priista, cuando en realidad la están utilizando como plataforma para intentar ganar electores con rumbo al 2018.

A diferencia de otras épocas, hoy el PRI tiene la gran oportunidad de hacer valer su gran capacidad de organización y movilización en torno al mejor candidato Alfredo del Mazo, dejar de lado los discursos de descalificación, de esquizofrenia y de gran desesperación de los perdedores Vázquez Mota y López, la primera personificando una dama que piensa que la política es la lotería y en una de esas se la saca. El segundo es peor, porque cree que ya se sacó la lotería sin jugarla, por eso usa como escudo a la dama Delfina para bien de su candidatura y no de la de ella.

La estrategia de la derecha y de la izquierda es igual, buscan lo mismo y al mismo tiempo pretenden aliarse solo para ganarle al PRI, así tan simplista que ofenden a la ciudadanía, eso sí bajo la máscara de demócratas y honestos mientras se destrozan internamente, la derecha por la candidatura presidencial y las izquierdas por las migajas de sus propios actos.

Todo lo anterior va en contra de la esencia de la política, va en contra de la voluntad ciudadana, es una muestra de lo anquilosado de los partidos que se encuentran fuera del poder. El Estado de México, los mexiquenses merecen respeto, merecen oportunidades y no las posturas mediocres, inútiles de partidos y candidatos que son carne de cañón para sus propios partidos.

Los cambios que ayudan a las personas provienen de proyectos, de una visión de Gobierno, de una postura seria, comprometida y de conocimiento. En esos rubros Alfredo del Mazo, tiene por mucho los mejores atributos para gobernar y responder a las expectativas de los mexiquenses.

Tristemente las damas candidatas, ocupan su tiempo en denostar y repetir el mismo mensaje como autómatas de la política, los ciudadanos se han desencantado de su proceder, de su escasa proyección sobre los problemas que tiene el Estado de México y sin embargo, esto afecta a la política.Ellas piensan que su forma de abordar el debate político les dará presencia y les hará ganar electores, cuando en realidad se busca un gobernante serio, con el carácter, la formación y el temple que no caiga en el falso debate de la difamación.

Del Mazo supera esta situación en base a su trayectoria y a su experiencia en asuntos públicos, ellas mientras se buscan superar a sí mismas, ya que se encuentran envueltas en intereses de sus propios partidos, han sacrificado sus atributos personales para servir al fin perverso de sus jefes políticos y eso las limita.

Lo principal es que los mexiquenses ya no se dejan engañar y que razonan y razonarán sobre su futuro y sobre quien los puede servir mejor. Lo importante es que todo está a la vista.

Al tiempo.
Jorge Schiaffino Isunza

ExLegislador

jorgeschiaffinoisunza@yahoo.com.mx