imagotipo

El futuro de la cirugía estética

  • Efecto Bisturí: Dr. Antonio Castellano Barroso

La cirugía plástica estética o cirugía estética únicamente se refiere al área de la cirugía plástica que se enfoca a realizar procedimientos para mejor la imagen y autoestima de los pacientes por medio de cirugías y tratamientos de mínima invasión. Mi carrera en la cirugía plástica empezó en un momento donde muy pocos cirujanos plásticos limitaban su práctica a la cirugía estética. Egresado del servicio de cirugía plástica y reconstructiva del Hospital General iniciamos la carrera en la práctica privada en 1990. En comparación con hoy en día, había mucho menos demanda de este tipo de procedimientos y la cobertura mediática de la cirugía estética no era amplia. Al igual que la mayoría de los otros de esa época, centre principalmente mi enfoque en la cirugía reconstructiva y la suerte de tener la oportunidad de contribuir y aplicar muchos avances que han transformado el campo. Como mi práctica inicial en la clínica Londres de la Ciudad de México, hospital que recibía muchos pacientes con trauma facial y de mano el trabajo día a día creció así como la reputación como cirujano, junto con un creciente interés y demanda de procedimientos estéticos, más y más pacientes buscan mis servicios para la cirugía estética. Mi formación en cirugía reconstructiva, el interés por el arte y la anatomía desde joven médico fui ayudante de profesor y después profesor titular de la materia Anatomía Humana en la facultad de medicina de la UNAM, y mi experiencia como cirujano en activo me prepararon bien para la transición de una práctica muy reconstructiva a uno que con el tiempo se convirtió casi exclusivamente en práctica de cirugía estética. El estímulo último vino de pacientes satisfechos que siguen y refieren amigos y familiares. El campo de la cirugía estética está evolucionando rápidamente. Sigue habiendo muchos avances quirúrgicos nuevos e renovadas técnicas modernas, pero el área de crecimiento más rápido es en el ámbito de los procedimientos no invasivos. Lo más notable es el desarrollo de una amplia gama de productos inyectables, así como nuevos dispositivos mecánicos para el estiramiento de la piel no invasivo y la eliminación de la grasa no deseada. El reto para el profesional es no solo para mantenerse al día con estos nuevos desarrollos, sino también para determinar, sobre una base científica, que los productos y dispositivos pueden servir mejor a los pacientes, tanto a corto como a largo plazo. La cirugía estética de todos los días tiene un papel importante en el suministro de la información más actualizada basada en la evidencia para ayudar a nuestros lectores en la evaluación de estas tecnologías emergentes.

Con mucho, el principal desafío para el campo, sin embargo, es la educación del público acerca de quién es competente o mejor capacitado para realizar procedimientos estéticos. Dado el rápido crecimiento de la cirugía estética, una amplia gama de médicos (e incluso los que no son médicos) son atraídos a entrar en el campo de la cirugía estética a pesar de tener poco o ningún formación pertinente. Los cirujanos plásticos han sido durante mucho tiempo entre los que consideran “alcance de la práctica” como una cuestión significativa la seguridad pública. Mientras que toda cirugía tiene cierto riesgo, ningún paciente debe someterse a sí mismo al mayor peligro cuando un procedimiento se lleva a cabo por un profesional no calificado o en una instalación que no cumple con las normas de seguridad aceptadas. La Cofepris determina día a día las normas de los establecimientos para realizar procedimientos estéticos con seguridad tanto para los médicos y los pacientes. Los Cirujanos Plásticos calificados están certificados por el Gobierno federal y el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica Estética Y Reconstructiva.

El crecimiento, el crecimiento es real e evidente. Hace veinticinco años, todo lo que los especialistas estéticos podrían ofrecer a los pacientes, con la excepción de exfoliación de la piel, eran procedimientos quirúrgicos invasivos. Esto ha cambiado drásticamente. Las estadísticas de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética (ASAPS), publicado como Aesthetic Surgery Journal suplemento de julio de 2015, muestran que desde 1997 el número de procedimientos quirúrgicos se ha duplicado mientras que los procedimientos no quirúrgicos han aumentado más de diez veces. Esta tendencia seguramente continuará. Aunque las estadísticas son en los Estados Unidos esta tendencia es muy clara en México también, es decir hay mas cirugías y los procedimientos no invasivos están a la alza. La cirugías más efectuadas en México son en este orden, lipoescultura corporal, cirugía de aumento mamario, cirugía nasal, cirugía de parpados y cirugía facial. En cuanto a los no invasivos el Botox, la aplicación de acido hialurónico, los peelings, y la radiofrecuencia son muy populares.

Igualmente influyente en cambiar el campo ha sido la innovación en la comunicación electrónica. Aunque hay muchos aspectos positivos en los medios de comunicación de Internet y redes sociales, también hay muchas desventajas cuando se trata de información médica. Los pacientes a menudo pueden obtener los “hechos” acerca de la cirugía estética de los sitios web que son poco fiables y carecen de credibilidad. Cualquier afirmación de la superioridad de un cirujano se puede realizar virtualmente sin ningún desafío. En el pasado, estar bien entrenado, un buen cuidado de los pacientes, excelentes resultados todo para que un joven cirujano construyera una práctica exitosa. Hoy en día, los médicos se sienten presionados a dedicar una buena cantidad de tiempo y recursos en el desarrollo de una presencia en línea. Desde hace muchos años iniciamos con la columna Efecto Bisturí que pretende entre otras cosas dar la información actualizada de los tratamientos confiables en cirugía estética, el Efecto Bisturí como columna de EL SOL DE MÉXICO también puede ser consultada en internet en las páginas electrónicas del mismo.

La Internet está repleta de afirmaciones cuestionables, engañosas, e interesados. Anónimas evaluaciones en línea de los médicos se han sustituido en gran medida las recomendaciones boca-a-boca. Todo esto puede hacer que sea más difícil para un cirujano para establecer que lo más importante relación de confianza, sobre todo con los nuevos pacientes. Sin embargo, la adaptación a estos retos, sin dejar de ser ético y colocando el bienestar del paciente por encima de todo, es una parte necesaria del desarrollo de una práctica exitosa en un entorno sanitario altamente competitivo. Recuerde nada substituye a una consulta personal no pretenda una consulta por internet o un presupuesto de un tratamiento por teléfono ya que el médico no conoce al paciente y es posible que ese tratamiento no sea el adecuado para usted.

La cultura cambiante de la asistencia médica tendrá algún efecto en la cirugía estética, aunque menos que en muchos otros campos ya que los procedimientos estéticos son en gran parte tratamientos que se planean en forma electiva y por lo tanto no cubiertos por los seguros médicos. Sin embargo, como ya he aludido antes, más médicos sin formación adecuada se pueden esperar que emigren de sus propias especialidades en lo que perciben como el campo más lucrativo de la cirugía estética. Esto aumentará la competencia y disminuirá la seguridad del paciente. Siempre busque un Cirujano Plástico certificado es su garantía de éxito. El Consejo Mexicano de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva AC. Tiene en su página un listado de los mil 500 cirujanos plásticos certificados en nuestro país.

Los procedimientos no quirúrgicos, estiramiento de la piel en particular, no invasiva y tecnologías de reducción de la grasa, los procedimientos de cultivos de tejidos darán un nuevo panorama para las mejorías estéticas de los pacientes. Los resultados predecibles y consistentes que lograr en el futuro en última instancia, tal vez reduzcan la demanda de procedimientos quirúrgicos. En particular, la combinación de nuevas y mejorados productos inyectables y los dispositivos de apriete de la piel puede también significar el fin de los procedimientos quirúrgicos para el rejuvenecimiento facial. Como consecuencia de estos avances, el interés y la demanda de servicios estéticos no quirúrgicos crecerán aún más rápido que el ritmo actual. Es una apuesta al futuro que no puede ser predecible.

Información proporcionada por el

Dr. Antonio Castellanos Barroso

Cirujano plástico certificado 496

dr_castellanos@hotmail.com

Teléfonos 6279 6163 y 55 2514 8479