imagotipo

El futuro ya no será como era antes / Juego de palabras / Gilberto D Estrabau

  • Gilberto Destrabau

Me interesa el futuro, porque ahí voy a pasar el resto de mi vida. Por eso soy fan de los discursos políticos, de la ciencia-ficción y de la futurología.

El último esfuerzo de esta disciplina, por lo general optimista –ahora menos-, es la predicción para el estado del mundo dentro de 10 años, realizado por la estadunidense Strategic Forecasting.  He aquí un resumen de cómo se verá el planeta en 2026, dado a conocer en México por Yahoo:

1) 16 Chinas  (entre ellas México): la baja en producción china y la ralentización general de su economía –unida a tensiones internas por diferencias de nivel de vida en las regiones-  hará que países más pequeños, como el nuestro, y varios más de  América Latina y Asia, tomen el lugar que ahora ocupa el gigante en los mercados mundiales.

2) Estados Unidos dejará de ser “policía del mundo”:

La situación económica y la inseguridad internacional empujarán a  los Estados Unidos a intervenir menos en conflictos fuera de su zona específica de influencia. Prosperará el aislacionismo que tuvo tanta fuerza antes de la Segunda Guerra Mundial.

3) Caída del tercer imperio ruso: la baja del petróleo, las sanciones, la carrera armamentista y las tensiones internas, fragmentarán a Rusia en una serie de regiones semiautónomas con malas relaciones entre ellas.

4) Las cuatro Europas: La unidad europea, especialmente en asuntos económicos, puede llegar a ser un recuerdo en 10 años. El Viejo Mundo se dividirá en cuatro: Europa Occidental, Oriental, países escandinavos y británicos. Ya se notan fisuras, como las diferentes actitudes ante el problema de los refugiados.

5) Tercer ocaso de los dioses: La economía alemana es muy dependiente de las exportaciones, pero una mayor crisis del euro, y el crecimiento del euroescepticismo, pueden terminar llevando a los germanos al estancamiento.

6) Polonia será un líder europeo: Su población no caerá tanto como en otros países europeos y con su crecimiento económico y su influencia política puede convertirse en un líder regional. Además goza de buenas relaciones con Estados Unidos.

7) Turquía y Estados Unidos, matrimonio de conveniencia: Se convertirán en poderosos aliados para beneficio de ambos. Con los países árabes en una situación inestable, EU necesitará a Turquía como aliado estable en la región y Turquía necesitará a EU para que Rusia siga manteniéndose alejada, pese a las bases militares que tiene instaladas en la vecina Armenia.

8) Japón aumentará su poder naval: Ante los pujantes barcos chinos y con la posibilidad de que tengan una política naval agresiva, Japón deberá mejorar su flota de guerra significativamente. El objetivo también será proteger sus rutas de suministro, y Estados Unidos no le podrá ayudar como ha hecho hasta ahora, porque su poder también estará en caída libre.

9) Las islas del Mar de la China Meridional no provocarán una guerra, pero esconden un peligro: Las potencias regionales decidirán que no merece la pena un conflicto armado por ellas, pero con Rusia en pleno declive, y China y Japón luchando por el liderazgo regional, las situaciones de tensión serán frecuentes.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com/ Sitio Web: juegodepalabras.mx