imagotipo

El G-20 orientará el nuevo orden mundial

  • Mireille Roccatti

Este viernes cuando el lector tenga en sus manos El Sol de México estarán reunidos en Hamburgo, Alemania, los integrantes del denominado G-20, que agrupa a las 20 economías industrializadas y emergentes más grandes del mundo.

La agenda abarca desde los temas económicos-financieros, empleo, desarrollo y cambio climático, así como los flujos migratorios de los refugiados del Medio Oriente y África y la lucha contra el terrorismo global.

Los países que acudirán a la cita, para ilustrar al lector son: Alemania, Francia, e Italia, así como una representación de la Unión Europea, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Estados Unidos, India, Indonesia, Corea del Sur, Japón, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, y Turquía.

Además asisten organismos internacionales, como: ONU, FMI, BM, OCD, OMT y OMS, destacamos esto, por la importancia que tiene que en las reuniones estén presentes estas instituciones y los países mencionados para la planeación del desarrollo y el diseño de las políticas públicas económicas, a nivel global.

En paralelo, los mandatarios de los países asistentes realizan reuniones bilaterales, como la que sostendrá Enrique Peña Nieto con el inefable Trump, que pese a la vecindad de casi seis meses de arribar al poder no se han reunido. Confiamos en que nuestro presidente esté preparado para debatir los temas de fondo y también para evitar actitudes de dominio machista, como que lo zarandeara al saludarlo en público.

La reunión ha generado expectativas por el abandono de posiciones de poder de Estados Unidos, los vacíos generados y la generación de nuevos equilibrios geopolíticos, que comienzan a ser ocupados, si bien con cautela por China, Rusia y la UE.

Se tocarán asimismo temas álgidos como el cambio climático y el libre comercio que los socios y aliados estadounidenses, defienden y que Trump, niega, evade u olvida, por su impreparación, desconocimiento histórico y falta de visión de horizonte. Abandona la mundialización y pretende refugiarse en un aldeanismo ramplón, nacionalismo agresivo y sobre todo un racismo, que carece de toda lógica y razón.

La canciller alemana Angela Merkel, seguramente encabezará un nuevo liderazgo y Estados Unidos, por los errores de su nuevo presidente, perderá margen de acción y diluirá el liderazgo estadounidense.

*Ningún día es largo para el que está ocupado.