imagotipo

El Gobierno Abierto en México y las nuevas demandas sociales

  • Marco Bernal

  • Marco A. Bernal

Hace unos días se celebraron los cinco años de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP, por sus siglas en inglés). La Alianza, de la cuál México es parte, es una iniciativa multilateral dirigida a propiciar compromisos concretos de parte de los Gobiernos para promover la transparencia, la participación ciudadana en asuntos públicos, combatir la corrupción y aprovechar las nuevas tecnologías de la información.

La iniciativa es una respuesta ante los nuevos problemas públicos que presentan las sociedades actuales. En todas las regiones del mundo las sociedades tienen nuevas necesidades y se reflejan en nuevas demandas a sus Gobiernos. Estas demandas son el resultado de la constante reconfiguración de la vida social, económica y política que caracteriza nuestro tiempo. Los Gobiernos se ven limitados en recursos y capacidades para responder con acciones concretas que solucionen los nuevos problemas públicos.

Las sociedades avanzan y se transforman de forma más rápida que las estructuras gubernamentales. Por lo que es importante que los estrategas políticos reconozcan esta realidad e identifiquen las limitantes que se presentan, para enfocar sus esfuerzos en la construcción de nuevas políticas públicas más flexibles e inclusivas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Se deben implementar nuevos canales que permitan la colaboración con otros sectores.

El Gobierno mexicano se ha comprometido a responder a los nuevos problemas públicos y reestructurar nuevas formas de gobernanza. Uno de los canales implementados es el enfoque de Gobierno Abierto. Este enfoque establece un Gobierno basado en la participación ciudadana y en escuchar todas la voces de la sociedad, generando un espacio de diálogo e intercambio de ideas con la sociedad civil.

El enfoque de Gobierno Abierto es una estrategia cada vez más común en la administración pública federal. Los objetivos planteados para promover un México abierto son: Gobierno centrado en los ciudadanos, presupuestos abiertos y participativos, datos abierto para el desarrollo, empoderamiento y participación ciudadana, cambio climático y gobernanza de recursos naturales. Estos objetivos han posicionado al país como líder en la materia. Incluso, en octubre de 2013, México asumió la Co-presidencia de la Alianza, junto con Indonesia, para implementar el Plan de Acción 2013-2015.

Sin embargo, el Gobierno Abierto en México avanzará con mayor éxito si parte de la participación activa de autoridades federales, estatales y municipales, así como de la sociedad civil y los empresarios. Se deben involucrar todos los actores del acontecer social actual para diseñar políticas públicas flexibles y con acciones concretas, colaborando en los espacios en los que cada actor o actores tienen mayor injerencia y experiencia para resolver problemas públicos multifactoriales a través de intervenciones con diseños interdisciplinarios que focalicen y midan el impacto alcanzado en la calidad de vida de los mexicanos.