imagotipo

El INE los hizo Invisibles / Punto de Vista / Jesús Michel Naváez

  • Jesús Michel

Carlos Rodríguez quiso ir a sacar su credencial de elector hace un par de días. Le informaron que no habrá expedición de ellas hasta que “termine el proceso electoral”. Cierto: fue omiso y no acudió en el tiempo fijado para tramitarla. Pero, me dice, “¿qué hago? No me aceptan la cartilla y tampoco la licencia como documento oficial para realizar mis trámites y tampoco tengo pasaporte”.

Como el caso de Carlos hay millones. Por desidia, si usted quiere, pero se convirtieron en ciudadanos invisibles gracias al INE. Y por razones desconocidas oficialmente, solamente hay dos documentos que acreditan la existencia de las personas: la credencial para votar y el pasaporte.

¿Qué hacer para ser visibles? Carlos tiene razón cuando afirma: “Si hay proceso electoral, es problema de los del INE y de los partidos. No es mío, no es de miles, de millones de personas”. La reflexión que hace el lector llega hasta preguntarse cómo inscribirse en el IMSS, en el ISSSTE o en la escuela si no se posee la credencial de electoral.

¡Tiene razón! Y más aún cuando el Listado Nacional -el Padrón Electoral depurado- se puede comprar en Tepito o en Amazon. Durante años -quizá tres lustros- se ha hablado de la Cédula única de Identificación. Un documento que, presumiblemente, se obtiene al momento de nacer. Pero no se ha concretado a cabalidad por diversos problemas, entre ellos, la asignación del contrato para realizarla, sin licitación pública
internacional.

Mera pregunta: ¿por qué no sirven como identificación los pasaportes y las credenciales vencidas?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx,

@jesusmichelmx