imagotipo

El miedo no anda en burro…

  • Gabriela Mora

Pues resulta que el presidente y sus secuaces, los supuestos encargados de velar por la seguridad de esta sociedad mexicana, aseguran que se dio una disminución de homicidios y que la estrategia para combatir a la delincuencia funciona; la realidad los desmiente a todos ante la crudeza de los números: 6 mil 440 homicidios dolosos en los últimos tres meses, lo cual ratifica el fracaso del sistema de seguridad. Ante la criminalidad en el  país y la evidente ausencia de garantías para los ciudadanos, la otrora sin razón iniciativa del senador del PAN, Jorge Luis Preciado, respecto a la permisión de la portación de arma con la finalidad de usarlas en legítima defensa, empieza a tomar forma y a ser aceptada por una buena cantidad de mexicanos… triste idea.

Luego de conocer la información aportada por el Observatorio Nacional Ciudadano, sabemos que los pasados agosto y septiembre del año en curso fueron los más violentos en los últimos 19 años: casi 2 mil 500 asesinatos con arma de fuego conforme a las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en diversas entidades del país.

Pero además, este septiembre fue también el cuarto mes con más secuestros: 128 a lo largo y ancho del territorio nacional en Tamaulipas, Zacatecas, Tabasco, Morelos, Veracruz y Estado de México, lo cual nos indica que nos encontramos completamente al acecho de la delincuencia organizada y armada, concluyendo que en los últimos 16 años 280 mil personas fueron asesinadas, más las que se acumulen… y en el mismo septiembre, el homicidio doloso creció 23.7 por ciento, el robo a casa habitación 1.9,  la extorsión 4.5, y el robo de vehículos 5.8 por ciento. Como en las cuestiones económicas, todo a la alza.

Así las cosas, expertos en la materia, y también inexpertos pero quienes nos legislan, han comenzado a considerar la propuesta del panista Jorge Luis Preciado respecto a la idea de legalizar la portación de armas con fines de autoprotección; dado que el sistema no funciona en vista de los altos índices de criminalidad y ante la ausencia de garantías de seguridad se trata de analizar las experiencias de otros países en los que funciona.

En verdad ¿Tendremos que llegar a eso? en virtud de la incapacidad de nuestros gobernantes ¿Tenemos que buscar protección por nosotros mismos? ¿En serio creen que los mexicanos estamos preparados para la autodefensa? Si el secretario de Educación Pública Federal no puede ni con el verbo leer ¿Creen que el resto de los mexicanos tenemos el nivel para portar un arma y usarla oportuna, certera y responsablemente?

Así pues, el pasado miércoles, los senadores de la República comenzaron el análisis de la iniciativa de Preciado para permitir la portación de armas únicamente para ser usadas “en legítima defensa”, propuesta respaldada ya por 30 mil ciudadanos aunque proyectada para alcanzar 120 mil firmas, con lo que se consideraría como una iniciativa ciudadana. En el Foro se contó con la participación de expertos como John R. Lott, presidente del Centro de Investigación Preventiva del Crimen; Francisco Rivas, del Observatorio Nacional Ciudadano;  Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro; Santiago Barros, de México Armado; Luis Merino, de la Asociación Mexicana de Usuarios de Armas de Fuego; Marcela Figueroa, de Causa Común; y Ernesto López Portillo, de Incide.

Y pasando a otro de los temas importantes de esta semana, las autoridades del Sistema de Salud dispararon alerta sanitaria ante los alarmantes e incontrolables índices de obesidad y diabetes, es la enfermedad que más muertes reporta y la que consume 34 por ciento del gasto en salud. El Comité Nacional de Seguridad en Salud emitió una declaratoria de emergencia epidemiológica ante la magnitud de casos -hay seis millones de mexicanos con diabetes, pero hay otros seis millones más que la tienen, pero lo ignoran y cada vez hay más menores de edad con este padecimiento-, por lo que, advirtieron los expertos, se requiere la participación de todos los sectores; ahora toca a familias, escuelas, entidades federativas y a las áreas involucradas en los tres niveles de Gobierno, trabajar cada quien en el ámbito de su competencia para frenar estos males.

Dos temas altamente preocupantes… También en esto, en materia de salud, México está en emergencia.
gamogui@hotmail.com