imagotipo

El mundo de la realeza

  • El mundo de la realeza: Mariana Vargas Ruiz

  • El Príncipe que no pudo ser Rey

A 45 años de la muerte del rey Federico IX de Dinamarca, Enrique, príncipe consorte danés, sigue frustrado por no ser rey de su país adoptivo. Margarita II, hija mayor de ese rey, fue heredera del trono hasta que se abolió la sálica, en los años 50, cuando su tío el príncipe Cnut, era heredero del trono por ser varón, y éste accedió a que su sobrina fuera reina.

45 años han pasado de la muerte del rey, y Enrique está frustrado por no ser monarca, solo príncipe consorte. A sus 80 años, ya se “jubiló” pero se sabe que es un diplomático nato y políglota, pero no le gusta ser el “segundo” al mando, al menos públicamente.

Si Cnut aceptó que su sobrina fuera reina, Enrique, cabe preguntarse, de joven ¿se enamoró de una princesa heredera y de la ambición y del poder? Enrique fue guapo y es inteligente, pero tal vez tan machista como el actual rey de Suecia. Aunque se ha comentado de un posible divorcio entre la pareja, no está confirmado. El ha sido su mano derecha por más de cuatro décadas, de hecho el próximo 10 de junio de este año cumplirán 50 años de casados.

La reina y su esposo tienen dos hijos varones y ocho nietos. Si él es un perfecto consorte, ella es una reina modelo. Esperamos no abdique. A ambos les gusta fumar, y la reina tiene diversas aficiones como la moda, la arqueología, el diseño, etc. El es un intelectual. Y aunque es consorte es cabeza de familia. Durante 50 años de matrimonio han tenido crisis que han superado. La reina y su “mano derecha” forman un buen equipo. Enrique es cuñado también de los reyes de Grecia y de la princesa
Benedicta.

Se puede decir que, como cualquier matrimonio tienen sus “altas” y “bajas” pero no se puede asegurar que sean
felices,  pero se les desea lo mejor.

mariza74201122@hotmail.com