imagotipo

El mundo de la realeza

  • El mundo de la realeza: Mariana Vargas Ruiz

  • ”Las Hermanas Romanov” y “Reinas Malditas”, dos libros para recomendar

“LAS HERMANAS ROMANOV”

Este libro, a 100 años de la abdicación del zar Nicolás II, nos habla de una forma sencilla en la que vivían las hijas de los monarcas rusos. Entre los 22 y los 17 años, Olga, Tatiana, María y Anastasia vivían en un mundo aparte, pero, quizás, no tan lejos de la realidad.

Mientras se iniciaba la revolución y la caída del zarismo, comenzaba la Primera Guerra Mundial. Ellas eran unas princesas reales, unas jóvenes que por haber sido mujeres el padre, las discriminó junto con la sociedad, aunque eran bellas.

Por el mismo hecho de haber nacido mujeres “solo servían para realizar matrimonios de Estado”, lo que significa que los padres consideraban un matrimonio para satisfacer alianzas políticas, entre otras casas reales de sus hijas, los cuales no se realizaron. Aunque la autora, Helen Rappaport, estudió muchos y variados documentos como sus diarios, los que sobrevivieron, ya que hubo otros tantos que los quemaron los mismos Romanov, la historiadora narra cómo eran cada una de las hijas de los zares entre sus travesuras, estudios, aficiones y romances.

Como jóvenes adolescentes, sintieron atracción física y tal vez sexual por sus pretendientes, soldados de la guardia del zar, como mujeres se llegaron a enamorar.

Es una buena lectura recomendada por mí donde se descubre hasta su temor a la muerte. Las Hermanas Romanov nos da una idea de la época en que hubo crisis mundial- donde estas princesas tuvieron la profesión de enfermeras- y donde se ve el lado humando de estas
jóvenes mujeres.
“REINAS MALDITAS”, DE CRISTINA MORATÓ

Obviamente son mujeres conocidas: Sissi de Austria, Victoria de Inglaterra, Cristina de Suecia, María Antonieta de Francia, Eugenia de Montijo, Alejandra, zarina de Rusia.

Son monarcas, madres, esposas, hijas, nietas, a las que Cristina Morató tomó en cuenta para hacer sus biografías, de cada una de ellas. Salvo María Antonieta y Cristina de Suecia, la mayoría eran damas contemporáneas.

Eugenia y Victoria fueron mujeres longevas, y hay mujeres que fueron inteligentes, madres numerosas, Eugenia solo tuvo un hijo, o solteras como Cristina de Suecia.

El amor, la pasión, el poder, el sexo, la ambición hicieron que estas mujeres fueran populares y, a la vez, gracias a conspiraciones de sus políticas e intervenciones, fueron impopulares.

Su vida no fue de cuento de hadas, Algunas mujeres fueron obligadas a casarse, otras tardaron años en consumir el matrimonio, otras tuvieron abortos o fueron sensuales, con carácter fuerte, sumisas unas otras no, mujeres que en las películas o cuentos de hadas en los años cincuenta nos las disfrazaron como esplendidas princesas enamoradas” y es totalmente falso.

Alguna fue republicana, u otra fue más que una reina, un “hombre con faldas”, refiriéndome a su educación a falta de hermanos varones. Mujeres que el destino y Dios les dio un trono, quizás por eso soportaron problemas familiares como la hemofilia de sus hijos.