imagotipo

El Mundo de la Realeza

  • Realeza: Mariana Vargas

  • Mariana Vargas Ruiz
  • Mujeres con don de mando y poder

Mil felicitaciones a mis queridas lectoras y compañeras de profesión, a todas las mujeres. Es un día sin duda importante para cada una de nosotras. Y las mujeres ahora tenemos empoderamiento, como las mujeres de la realeza.

Isabel II de Inglaterra, de casi 91 años, ha ejercido su “profesión” de jefe de Estado y monarca durante 65 años. La reina, para sus íntimos “Lilibeth”, es una mujer de fuerte carácter, y casi 70 años después, sigue al lado del hombre que eligió para marido, Felipe, duque de Edimburgo.

Se dice que es machista, pero la reina, a través de su experiencia como princesa primero, esposa y monarca, ha tenido que respetarle en privado como jefe de familia. El matrimonio es un complemento, una
fuerza, de la que la reina pidió lealtad.

Si no ocurrió con otras princesas inglesas, como Diana, Margarita, Sarah Ferguson, etc., la reina ha sido discreta. Ha cometido errores, claro, pero tras la muerte de Diana y al atravesar la crisis monárquica, la reina simplemente se quitó los “guantes de acero” por decirlo así, y modificó en cierta manera su conducta.

Isabel II representa el símbolo de la unidad británica, pese a que Diana murió en lo que yo llamo “cínico accidente” luego explico por qué le denomino así, hace 20 años. La reina salvó su trono al reconocer que otra dama real se ganó el afecto de su pueblo pese a sus errores: descanse en paz Diana, “La Rosa de Inglaterra” y “La Princesa del Pueblo”.

SIGNIFICADO DE EMPODERAMIENTO

Es la fortaleza, la capacidad y el potencial que tiene una mujer consigo misma y la gente se da cuenta de esas cualidades en su trabajo. Las royals de ahora tienen esa capacidad, unas de nacimiento y otras por educación. Cristina de Suecia lamentablemente está enferma, se someterá a un trasplante de células madre para ayudar a combatir su cáncer de sangre. Es una de las hermanas mayores del Rey de Suecia y tiene fortaleza para seguir combatiendo la enfermedad. Ha tenido quimioterapias pero le deseamos una pronta
recuperación.

Esta princesa al luchar contra el cáncer, demuestra fortaleza, capacidad para
seguir viviendo.

Hay diversas mujeres reales de las que no hemos hablado mucho. Hay princesas y reinas como Letizia de España que fue periodista. Y he aquí que la entonces Letizia Ortiz Rocasolano, viviendo en nuestro país, trabajó vendiendo cigarros pero sin dejar de estudiar. Tiene cualidades y ahora es muy criticada pero ha de ser difícil vivir en el mundo de la realeza, donde ella es reina, pero nació para su profesión. Letizia enfrenta no solo críticas sino hasta insultos, y algo debe de saber para que no le haya agradado a su familia política su
nueva profesión.

Hay especulaciones sobre su vida, pero, como mujer, la comprendo. Se convirtió en esposa de un ya monarca y la prensa y los críticos la devoran pero, por algo, ella ha de actuar así.
SALMA DE MARRUECOS

Es la esposa del rey, más no reina. Se le otorgó el título de princesa que es un gran honor para una mujer, pero ella es ingeniero en ciencias matemáticas. Su esposo no tiene harén y ella ahora puede enseñar no solo su nombre, sino su rostro. Le dio dos hijos al monarca, varón y mujer.
CAMILA DE CORNUALLES

Aunque es princesa de Gales por derecho mismo, por respeto a la princesa Diana tomó el segundo título de su esposo: es
duquesa consorte de Cornualles.

Es una mujer que ha sufrido desprecio del pueblo, al menos hace unos años, aunque ella supo darle su espacio y lugar al príncipe Carlos. No es que sea sumisa, pero es una mujer con experiencia ahora en diversos temas relacionados con su
trabajo real.

Son estas mujeres famosas sí, pero son seres humanos que también sufren, aunque algunas no en público, y son mujeres que trabajan por su país.