imagotipo

El mundo de la realeza

  • El mundo de la realeza: Mariana Vargas Ruiz

En las pasadas vacaciones, las diferentes monarquías del mundo realizaron diversas actividades a las que acudieron personajes importantes.
INGLATERRA

La familia real inglesa, encabezada por la reina Isabel II, quien es representante de la iglesia anglicana, asistió a una celebración religiosa en la capilla de San Jorge, en Windsor.

Pudimos ver a la reina y a su marido, el duque de Edimburgo, a sus nietas Beatriz y Eugenia de York con su padre, al príncipe Andrés, a los duques de Cambridge, a Guillermo y Kate, a la princesa Ana y a su segundo esposo, Sir Tim Laurence, a Peter Phillips (nieto mayor de la reina) y su esposa, y a Sofía de Wessex con sus hijos, Lady Luisa Mountbatten y el vizconde Severn, quienes son los nietos más jóvenes de la reina, entre otros miembros. En esta familia es tradicional que como cada año, asistan a su iglesia. No asistieron Carlos
y Camila.
DINAMARCA

Es tradicional que esta familia esté junta en esta época para celebrar el cumpleaños de la soberana, Margarita II, quien, acompañada de su esposo, hijos y nietos, con excepción de Félix y Nicolás, recibieron el saludo de su pueblo en el balcón del Castillo de Marselisborg. La soberana tiene en el trono 45 años.
BÉLGICA

Los reyes de Bélgica llegaron solo con sus dos hijos varones para pasar las vacaciones en España. Los reyes son católicos y su visita fue muy discreta. Se instalaron en el muy distinguido Hotel Tximista. Visitaron varias partes de esa comunidad española, estuvieron en el camino de Santiago y, al final, en el Viernes Santo, disfrutaron de la procesión de Estella y visitaron algunas iglesias de Navarra.

El día 15 fue el cumpleaños del rey Felipe I, y su hija Leonor lo felicitó tocando el violín.

Mientras su madre, la reina Paola, salía del hospital tras permanecer tres semanas ingresada debido a una caída. El rey Alberto estuvo al pendiente de su esposa, así como sus hijos.
ESPAÑA

En la catedral de Palma de Mallorca, la gente se reunió para ver a su familia que asistía a misa. Los reyes Felipe y Letizia, la princesa de Asturias, la infanta Sofía y la reina emérita doña Sofía, asistieron como cada año en esta catedral con excepción de otros miembros de la casa real de Borbón, incluso el rey Juan Carlos.