imagotipo

El Mundo de la Realeza

  • Realeza: Mariana Vargas

  • El papel del monarca como símbolo de unidad de su país
  • Mariana Vargas Ruiz

Cada monarca es un símbolo de unidad, y por ejemplo, lo vemos en este momento con la reina Isabel II y la crisis política que hay en su país. David Cameron, el primer ministro, renunciará y habrá elecciones en octubre porque los ingleses decidieron salirse de la Unión Europea.

Su majestad se reunió con su primer ministro, donde éste le comentó su importante decisión en una audiencia personal para hacerle saber que su partido deberá elegir al nuevo líder del Partido Conservador y, por lo tanto, al nuevo jefe del Gobierno.

Isabel II, quien tiene 64 años en el trono, tiene ya mucha experiencia en asuntos tan delicados como también lo fue el intento de que Escocia se intentara independizar del Reino Unido, y tiene injerencia en todos los
aspectos políticos del país.

En otros países monárquicos la figura del monarca es muy importante porque el rey o la reina ejercen cierto tipo de influencia política u opinión personal en los primeros ministros o consejeros de Estado, conjuntamente con el Gobierno. La opinión del soberano es realmente de un peso importante para el bienestar del país.

IMPERIALISMO

Cierto que los monarcas ejercen influencias sobre sus Gobiernos a través de sus primeros ministros. Pero vemos por ejemplo, Gran Bretaña es un país imperialista, puesto que Isabel II es reina además del Reino Unido, de Columbia británica en Canadá, y de Australia, y además es monarca de la Mancomunidad de Naciones Unidas, son
excolonias británicas.

Recordemos la guerra de las Malvinas y encontramos que el duque de Cambridge, nieto de Isabel II, en la actualidad y por su profesión militar, ha estado en este lugar realizando sus prácticas militares. Y también el duque de York, el segundo hijo varón de la reina, participó en esta guerra
dentro de la fuerza aérea.

¿Es realmente Gran Bretaña un imperio tan poderoso como para aislarse de la comunidad europea? Recordemos que la tatarabuela de Isabel II, Victoria I, fue emperatriz de la India, y su reinado abarcaba buena parte del globo terráqueo. Fue un importante reinado aunque esa reina, en un largo luto de 15 años, alejada de su pueblo (públicamente más en privado ejerció de monarca constitucional) para vivir la pérdida por la muerte de su esposo.

Sin embargo, Gran Bretaña, con esa reina a la cabeza, colonizó y ejerció el poder sobre países más débiles. Ahora, Isabel II tiene poder y una posición estable, pero según los historiadores carece de confianza en su hijo, el príncipe de Gales (una situación similar ocurrió entre la reina Victoria y su heredero, Eduardo VII), al parecer la veterana reina confía en su nieto, el duque de Cambridge, Guillermo de Inglaterra. Yo espero que en su momento, Guillermo, como rey, nos
sorprenda. ¿Usted qué opina?
mariza74201122@hotmail.com

Facebook: Mariana Vargas Ruiz