imagotipo

El observador parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

– Democracia cara con candidatos corruptos

– Aprobado Extraordinario, será tenso por ajuste económico

Los partidos políticos fracasaron tanto en el Senado como en las justas electorales de los Estados. No avanzan en Comisiones para dictaminar el Sistema Nacional Anticorrupción, en el Periodo Extraordinario, del 7 al 13 de junio; como tampoco presentaron candidatos honrados al cargo de gobernadores.

La Comisión Permanente resolvió convocar a un Periodo Extraordinario de ambas Cámaras, por 33 votos a favor y 2 en contra.

Los coordinadores de los senadores Fernando Herrera, Emilio Gamboa, Miguel Barbosa y Carlos Puente -del PAN, PRI, PRD y PVEM- se comprometieron a que las Comisiones cumplan “en tiempo y forma” los dictámenes correspondientes.

En San Lázaro, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), César Camacho, anunció la agenda aprobada por unanimidad, del Periodo Extraordinario de Sesiones por iniciar el lunes 13 de junio, aunque condicionado a las necesidades legislativas.

En el Congreso, aún no hay dictámenes de comisiones. También fracasan los partidos en las campañas electorales. En los cierres de las 12 elecciones de gobernadores se intercambian de denuncias de riquezas mal habidas sin fin. El festín de la corrupción y el cinismo. El enriquecimiento ilícito es aplaudido.

El Instituto Nacional Electoral se declara insuficiente para fiscalizar las campañas electorales, escasamente el 62 por ciento de los siete mil 472 candidatos a diversos puestos de elección popular no ha registrado una sola operación en el sistema en línea, lo que impide la transparencia de los recursos y que la fiscalización pueda realizarse en tiempo real.

Ni en el Congreso ni en las luchas electorales se perciben nuevos alientos de honestidad y transparencia.

El Instituto “Belisario Domínguez” del Senado confiere en el estudio “Elecciones de 2016. Nueva Prueba al modelo electoral vigente” previene que el gasto asignado a los partidos políticos aumentó entre 2010 y 2016 hasta 223.6 por ciento; en los diez estados con elecciones el gasto subió cuando menos 16.2 por ciento (Durango) hasta 223.6 por ciento (Veracruz). (“El Financiero”, p. 6). En las campañas de 2015 el gasto ascendió a 5 mil 355 millones de pesos.

El costo electoral mantiene una tendencia creciente, parece imparable, por otra parte, las reformas electorales son constantes, cada Legislatura relega los empeños anteriores y se da a la tarea de renovarlas. Desde las reformas de la apertura democrática de la L Legislatura, 1976, donde se incluyeron los partidos perseguidos por “la guerra fría”, en cada trienio por lo regular se establece nuevas reglas de competencia comicial. Y sin embargo, la calidad de la democracia, la seguridad de emisión del voto libre, y la equidad entre adversarios nunca parece llegar.

Pero sobre todo, la honestidad de los candidatos es pésima. La democracia es un sueño cada vez más costoso. En la imaginación popular prevalecen las tareas de Sísifo.

EL AJUSTE ECONÓMICO ENVOLVERÁ AL EXTRAORDINARIO, las tensiones por recortes y despidos se dejarán sentir durante la celebración del Periodo Extraordinario aprobado por la Comisión permanente, 33 a favor y 2 votos en contra.

En la pasada sesión no se comentó la ampliación del crédito otorgado por el Fondo Monetario Internacional, (FMI), al pasar de 66 mil millones a 88 mil millones de dólares.

La Constitución faculta al Congreso a “dar bases al Ejecutivo sobre las cuales el Ejecutivo pueda celebrar empréstitos sobre el Crédito de la Nación” (CEUM 73, VIII). Aunque se advierte que es una ampliación de línea ya en ejercicio, no obstante, es crédito público que debe ser discutido y aprobado por la representación.

Los impuestos de los mexicanos en buena parte durante el primer trimestre de 2016  sirvieron para el costo financiero de la deuda pública externa e interna por 35 mil millones de pesos. A partir del Gobierno de la alternancia de Fox al de Peña se pasó de más de 2 billones de pesos a 8.8 billones, al aumentar en 340 por ciento más.

A partir del lunes 6 de junio el ajuste económico que viene tocará a la puerta de los mexicanos. La tregua social impuesta por las elecciones ha culminado.