imagotipo

El observador parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

Después de plebiscitos se espera al “candidato oficial” presidencial

Oposiciones dispersas sin eje articulador

Los fuegos de las batallas electorales en los Estados de México, Coahuila, Nayarit, Veracruz dejan cenizas que prenden otras lumbres en espera de las lunas de octubre invocando al “candidato oficial”. Fue Ignacio Bonilla quien primero recibió esa nominación como candidato propuesto por Venustiano Carranza y quien fuera derrotado por el Plan de Agua Prieta para dar paso a la presidencia a Álvaro Obregón en 1920. La Revolución pagó el tributo a los generales, hace 97 años, desde entonces permanece el  término “candidato oficial”.

Las inconformidad por los cómputos de casilla no involucra al Congreso, donde se desarrollan con normalidad sus actividades, el presidente del Senado, Pablo Escudero Morales, advirtió ante las asignaturas pendientes de los Legisladores en los días próximos “se reunirá con la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara Alta para analizar la apertura de un periodo extraordinario, una vez que ha concluido el proceso electoral”.

Como el senador Escudero cubre por Reglamento, la función de Presidente de la Gran Comisión, se desprende una doble seguridad de abrir a sesiones de las Cámaras, ya que dicha Comisión dispone de la facultad de convocar a lo Periodo extraordinario.

Una actividad sobresaliente en el Congreso es la LIII Interparlamentaria México Estados Unidos, realizada en una sola jornada y en una sola Cámara, por lo que a pesar de su importancia para el interés nacional resalta su peculiar versión fragmentada, muy posiblemente por causas provenientes del Capitolio y no de los legisladores mexicanos.

La reunión entre los senadores de ambos países será en los últimos meses del año, por lo que la declaración oficial del ritual diplomático es posible su modificación de los temas de agenda que fueron ahora tratados, entre ellos migración, seguridad y fronteras. Como se advierte el Tratado de Libre Comercio no fue incluido, ¿lo abordarán los senadores?

TEMAS DE LA PERMANENTE; entre ellos se percibe, desde luego, el debate de las elecciones en los Estados, además del posible despunte acerca de las declaraciones del Secretario Luis Videgaray en torno a intervenir en el conflicto civil de Venezuela, ante la crítica severa de Delcy Rodríguez, canciller venezolana, Videgaray ha respondido que la diferencia es que México si acepta la jurisdicción internacional, cuestión que también acepto Caracas incluso la mediación del Vaticano, y ante una crisis de conflicto de poderes, ha respondido con un nuevo constituyente cuya finalidad ha sido devolver el poder al soberano, el pueblo por la vía electoral. Es cierto hay diferencias.

Hasta ahora las declaraciones de la oposición objetando los resultados de las elecciones locales, en especial del Estado de México, son calificativas como una “elección de Estado”, como lo manifestaron los senadores; Fernando Herrera, coordinador del PAN, Miguel Barbosa, vicecoordinador del PT; y Luis Sánchez, del Partido de la Revolución Democrática. Fueron elecciones desaseadas.

Los legisladores de oposición deben ahondar en la investigación de todos los ilícitos electorales.

La oposición deja de lado el examen del costo y beneficio de las elecciones, donde el PRI gana con la mitad de votos que obtuvo en 2011 y es arrasado en municipios urbanos y de corte petrolero, otro enfoque que exige examen es el dinero derrochado, el Consejero del INE, Enrique Andrade, dice que los 3 mil 256 candidatos en las elecciones estatales reportaron ingresos por 493.6 millones y gastos por 421.6 de 46 mil operaciones realizadas. ¿Hay una cueva de “Ali Babá” ahí? ¿Cuál es el estimado de la compra de voto?, cifras, cifras. La oposición debe estimar la compra de voto.

Bajo el liderazgo de AMLO se estima poco probable una unidad de izquierdas con el PRD, ambos bandos se repelen y repelean, sin embargo, existe una franja de izquierda no electoral, estos “lobos solitarios” pueden ser atraídos o es posible atraigan a los polos de izquierda en disputa, ¿cabe la posibilidad?