imagotipo

El observador parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

XV Interparlamentaria México y España excelente y estratégica

Vino nuevo en odres viejos

La XV Reunión Interparlamentaria México-España se realizó este fin de semana. Fue un encuentro breve con la reiteración de la tradicional Agenda bilateral de cooperación.

El evento ha sido ampliamente criticado en los medios informativos con la connotación de “turismo parlamentario”, a pesar de la valoración que significa para el presidente del Senado, Pablo Escudero Morales,  quien considera de “excelente nivel la relación bilateral” por lo que estima como estratégica ya que “es la única que mantienen con un parlamento de un país de la Unión Europea”, lo que permite un diálogo constante. Esa es la parte medular, ante un panorama internacionales donde la confrontación provocada por el Presidente de Estados Unidos determina que México diversifique y fortalezca sus vínculos económicos y políticos con el viejo continente, una admonición que también vertiera el canciller alemana, Angela Merker en reciente visita al país. Siguen siendo pocas las voces del disenso a la sumisión vecinal.

En otro plano del debate abierto en la sociedad, el senador Escudero Morales, insiste  en exonerar al nuevo sistema penal acusatorio como la causal de que el índice de crímenes dolosos se haya disparado vertiginosamente, en su perspectiva  “son  las autoridades que evaden sus responsabilidades en sus entidades, añadió  las fallas estructurales en la prevención e investigación de los delitos, así como a la debilidad de nuestras instituciones de seguridad y procuración de justicia”. De tal suerte se mezcla lo viejo con lo nuevo, siendo entonces nulo el impacto de las reformas.

LA PERPETUA TRANSICIÓN A LA DEMOCRACIA

En política como en el ajedrez se avanza por los lados, aunque los enfrentamientos son de frente para buscar ascender, al final son los flancos los puntos débiles por donde se logra filtrar al adversario.

En los últimos días se dieron movimientos sobre el tablero de la política, rumbo al 2018 que permiten observar características particulares que modifican el viejo esquema de sucesión presidencial; el conflicto desatado por la nominación del Sistema Nacional Anticorrupción, la declaración del senador de Morena, Manuel Bartlett en torno a 1988 donde Salinas no ganó la elección y las bases de nominación de los candidatos de Morena a los 3 mil quinientos cargos públicos del próximo año.

El sistema de partidos oficiales reconocidos como “entidades de interés público”, conforme a la Constitución, este sistema no es único, otros órganos de participación política disputan las cuotas de poder como ocurre a los núcleos de interés social que se integran a la sombra de los poderes facticos, en especial los dedicados a la comunicación, como se observa con la tele bancada, así como los organismos no gubernamentales que se derivan de algunos medios impresos, cuya función participativa gira en la órbita de los organismos autónomos donde el Congreso realiza sus nombramientos, es en la disputa de esos cargos donde surgen los partidos facticos; los que no descartan los enfrentamientos propios o con  los poderes constitucionales.

A partir de que el sistema político mexicano perdura su transición convertida en un sistema híbrido donde los viejos hábitos y costumbres del autoritarismo presidencial se mantienen, las declaraciones del senador Manuel Bartlett Díaz, obligan volver los ojos al pasado, el exgobernador poblano dice quien no ganó pero no llega a afirmar quien sí ganó, su expresión se apega al propósito de desvanecer su responsabilidad central de la “caída del sistema” que abrió el camino a la entrada de México a la globalización subordinada. ¿Han prescrito las responsabilidades?, en estricto rigor jurídico es posible, los hechos y consecuencias aún perduran, como la misma transición que se mantiene con tonos grises, cuando uno de los protagonistas del mayor retroceso de la democracia ¿Cómo es posible asumirse como impulsor del cambio político bajo el manto de un partido de Morena que dice aspirar a la transformación política de la nación?

La incorporación de Lino Korrodi, ex tesorero de “Amigos de Fox”, a las filas de Morena, dio lugar a la declaración de Andrés Manuel López Obrador, “todos tenemos derecho a otra oportunidad”, al igual que Bar-tlett, la participación de Korrodi fue fundamental en el ascenso al poder por medios ilícitos como el financiamiento de una “precampaña” desde el exterior a cuyos intereses subastó su ejercicio presidencial.

La vuelta al pasado solo es admisible como experiencia no como vía de exoneración o venganzas mediatizadas.