imagotipo

El observador parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

Convocatoria a periodo extraordinario, la evidencia y la interpretación

Partidos fácticos basados en credibilidad exhiben al SNA

En el Congreso hay cosas que se ven y otras que se interpretan, la Convocatoria del periodo extraordinario es de éstas últimas.

Las sesiones del pleno legislativo por lo regular revelan asuntos importantes que dan lugar a percibir evidencias, pero a veces existen indicios que se deben interpretar, tal como ocurrió en la sesión de la Comisión permanente del miércoles anterior.

En principio se convoca a un Periodo extraordinario de sesiones con el fin de discutir y aprobar, en su caso de la segunda vuelta electoral. Los acuerdos necesarios para su aprobación que se daba ya por perdido o al menos tardío, quedaron en la penumbra y hay que interpretarlos.

Los hechos evidentes provocaron el choque en tribuna. El debate giro en la órbita de la transparencia y anticorrupción con pautas definidas; como: el aplazamiento del nombramiento del fiscal anticorrupción, cuyos efectos directos se dejaron sentir con la renuncia del Comité de acompañamiento ciudadano; y por otra parte, la reacción de los legisladores en torno a solicitar a la Procuraduría General de la República para que informe de los daños a las finanzas de la federación por 122 mil millones de pesos.

Los senadores del PAN, Marcela Torres, Ernesto Ruffo y Víctor Hermosillo, responsabilizaron al PRI y al PVEM de bloquear el nombramiento del Fiscal anticorrupción.

El Comité ciudadano de acompañamiento, por su parte, acusó de demora y opacidad en el nombramiento del Fiscal anticorrupción lo que propicia un obstáculo para desahogar múltiples expedientes en caso de corrupción y para el funcionamiento del SNA.

El incumplimiento del Senado, para nombrar el fiscal anticorrupción, tiene como fuente de origen un contingente de personalidades y agrupaciones no gubernamentales, que han ganado y sostienen espacios de poder, su expresión es mediática y consistente, de suerte que son nuevos instrumentos de la sociedad que en el imaginario tradicional se consideran como brazos de los poderes facticos, son pues partidos facticos, cuya base de sustento es principalmente la credibilidad.

Los 122 mil millones de pesos que la Auditoria Superior de la Federación fue denunciado por el senador David Monreal cuya reacción alcanzó un Punto de acuerdo para que la PGR informe al Congreso sobre las 700 denuncias presentadas por la Auditoria Superior de la Federación contra funcionarios públicos por afectar el patrimonio nacional, al respecto la senadora del PRD, Dolores Padierna, resaltó que solo se dieron curso a 19 de ellas por lo que hay un índice de impunidad de 97 por ciento.

LAS COSAS QUE NO SE VEN en el Congreso son los acuerdos políticos con cierto grado de desgaste da poder del presidencialismo, en algunos de ello se presenta la “concertacesión”, como ha ocurrido ahora con el “acuerdo en lo obscurito” de anulación de la elección en el Estado de Coahuila donde la diferencia de votos entre el PRI y el PAN fue de menos del cinco por ciento, en tanto el gasto de campaña rebasó el mismo nivel, el cinco por ciento.

El presidente del Instituto Belisario Domínguez, senador Miguel Barbosa Huerta, “acusó al PRI y al PAN de pactar la anulación de la elección en Coahuila a cambio de respetar los resultados en Ricardo Anaya, tuvo que negociar la cabeza del candidato coahuilense Guillermo Anaya, por lo que quedará impedido de competir en una posible nueva contienda.

Lo que no se ve en el Congreso es que el acuerdo PRI PAN en la elección de Coahuila llevó a destrabar el otro acuerdo para aceptar a convocar el nuevo Periodo extraordinario, ahora van al último esfuerzo para introducir la segunda vuelta con el propósito por trabar y desvirtuar el alto grado de competitividad de Morena. ¿Lo conseguirán?