imagotipo

El observador parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

Senador Escudero; ¿vigía de la legalidad electoral?

La oposición: PAN concesionadora, PT Morena antisistémica

El Congreso  cayó en un “socavón” preelectoral configurado bajo el esquema de la legalidad de la antesala de la sucesión del próximo año.

Mientras en el Senado se debate la legalidad de los consejeros electorales, en San Lázaro se atiende la demanda de elección del candidato tricolor por elección de la militancia, el diputado César Camacho enfrenta la presión de la elección directa de la militancia del candidato presidencial al reconocer que es un derecho establecido en los estatutos.

El Presidente del Senado, Pablo Escudero Morales, registró su presencia en los medios por destapar al coordinador de los senadores del Partido Verde, Carlos Puente Salas, como candidato a la presidencia de la República, a la vez que defender desde la formalidad a los Consejeros electorales del INE que ha sido cuestionada su parcialidad y su ineficiencia.

En entrevista de la OEM al senador Puente Salas sedefinió  por buscar las mejores alternativas para superar los retos del país, a la vez sin caer en el mercantilismo político, se dispone a abrirse a nuevascoaliciones desde su identidad partidaria.

El senador Escudero Morales enfrenta la defensa de un sistema que entró prematuramente en crisis de credibilidad al que se le impugna el sello de la partidocracia, con su reparto de cuotas, alejado de su origen ciudadano sin deslindarse de los intereses del Estado.

La oposición electoral, PAN y PT-Morena, demandó la renuncia de los consejeros electorales, ante su desempeño de los últimos comicios en Edomex, Coahuila y Colima, actitud que fue considerada desde la formalidad, por el senador Escudero Morales como “absurdo e irresponsable”, porque  en todas las elecciones hay ganadores y perdedores, pero estos en 70% se dedican a “desconocer resultados y dinamitar al árbitro con peticiones absurdas”. Su postura se sustenta en la cultura de la alternancia “pura”.

Es necesario advertir que un primer nivel de la cultura de la alternancia del poder para aceptar la derrota es la condición previa de la equidad e igualdad en la competición, luego la transparencia de resultados y la convicción de que el triunfo es convincente, no se trata solo de saber perder sino especialmente de saber ganar.

LOS DOBLES FRENTES OPOSITORES, en principio existe un doble fondo en el rechazo de los consejeros del INE, lo que se vivió y  lo que se viene, este es demasiado importante, está en juego determinar si existen condiciones iguales y equitativas en la elección presidencial de 2018, o se genera un conflicto preelectoral que se abra a la negociación o la impugnación definitiva de la elección presidencial.

Lo ocurrido en las elecciones locales pasadas fue sujeto de la demanda de anulación de los resultados de Coahuila por el rebase de gastos de campaña por el PRI con un margen mayor de cinco por ciento y una diferencia de votos menor del cinco por ciento, no obstante,  aunque el INE admitió los hechos no procedió a la declaratoria de anulación sino dio turno a la instancia superior del Tribunal Electoral. Los consejeros del INE se refugian en el TEPJF

En el caso de Morena que ha demando la renuncia de los consejeros del INE en voz del senador Miguel Barbosa Huerta, esta exigencia es preventiva basada en la experiencia reiterada de un Consejo electoral que cede a la presión del Estado para mantener cerrada la puerta de acceso al poder a fuerzas políticas contrarias a la dependencia de la nación a los corporativos trasnacionales y al avasallamiento del mercado globalizador.

Aunque entre el PAN y PT Morena existen coincidencias coyunturales, los objetivos no son semejantes, la oposición del PAN ese negociadora y concesionadora mientras que el posicionamiento de izquierdas insiste en su oposición y persiste en su resistencia, se trata de una oposición anti sistémica que rompe la dinámica cotidiana del conservadurismo, por lo menos hasta ahora. 

El objetivo del PAN es rechazar la calificación de los consejeros del INE y concertacesionar, mientras que el PT Morena ya están en el conflicto preelectoral del 2018.