imagotipo

El observador parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

  • La condena del PAN a la Constituyente; ni don Porfirio se atrevió

El debate en la sesión pasada de la Comisión Permanente puso en sobre relieve la agenda de los asuntos de la política exterior del gobierno federal, en su orden jerárquico: el Tratado de Libre Comercio y el conflicto de Venezuela.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Pablo Escudero Morales, recibió de la Secretaria de Economía  el informe de “Prioridades de México en las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte” al que caracterizó de un consenso alcanzado en consulta con los diferentes sectores económicos, donde destaca como uno de los ejes de dicha modernización será la competitividad empresarial.

Queda pendiente definir la inclusión de la remuneración de la mano de obra como factor competitivo, una variable cuestionada directamente por el presidente Donald Trump. Tampoco se destaca el impugnado Capítulo 19 sobre controversias de las reglas de origen, aspectos que trató de subsanar el senador del PRI, Jesús Priego Calva con sus mejores argumentos.

La oposición cuestionó el “Informe modernizador”, los senadores; del PRD Isidro Pedraza sintió la falta de respeto al Legislativo de dar un resumen en lugar de un informe, en tanto, la coordinadora del mismo grupo parlamentario, Dolores Padierna, trató el procedimiento como simple trámite de ventanilla, para otorgar a la Junta de Coordinación Política la responsabilidad de examinar y dar curso de procedencia conforme al Reglamento interno

El SENADO DESCALIFICA LA CONSTITUYENTE ;  Aunque el presidente de la Permanente, Pablo Escudero Morales, declaro el interés por aplicar sanciones al gobierno venezolano por su actitud en la instalación de la Asamblea Constituyente, ahora de nuevo, la senadora Mariana del Campo Gómez, presidenta de la Comisión de América Latina y del Caribe, volvió  a insistir en el rompimiento de relaciones y a la vez que el gobierno federal instrumente una política de asilo y refugio, ambas propuestas si no son opuestas al menos carecen de congruencia ya que no se puede asistir y aislar al mismo tiempo.

Después de las elecciones de la Constituyente es una ironía que los conservadores rechacen la consulta y apoyen los actos vandálicos. Eso explica la línea dura de la línea dura de la senadora Del Campo Gómez contra el dictador Maduro, quien pide se diseñe una estrategia que “promueva ante la Organización de  Naciones Unidas (ONU) un embargo de armas a dicho país”, una propuesta de dudosa improcedencia y escasa aplicación, porque los conflictos bélicos cesan por vía de la negociación o la rendición de una de las partes, dado que el abasto de armas involucra intereses geopolíticos de otro orden.

La Comisión Permanente del Congreso, por su parte, resolvió que las elecciones para elegir a la Asamblea Constituyente en esa nación no cumplieron los requisitos constitucionales y representan un instrumento para la desarticulación del Estado venezolano y su democracia, de tal suerte se convirtió en órgano jurisdiccional de Venezuela.

El frente de oposición de los legisladores del PT-Morena, y PRD se pronunciaron por el acatamiento prescrito en la Constitución donde se establecen los principios de no intervención y autodeterminación, además de otros que deben regir la política exterior mexicana, los cuales no se escucharon o han sido olvidados.

VENEZUELA EN TIEMPOS DE DON PORFIRIO

A fines de 1902, Inglaterra, Alemania e Italia bloquearon y bombardearon puertos venezolanos en demanda de deudas contraídas. El Estado mexicano adoptó una postura cautelosa ante el ataque tripartito, por un lado, apoyo el uso del  arbitraje para dirimir el diferendo de manera pacífica, y por el otro, criticó  a Cipriano Castro, presidente de Venezuela por el incumplimiento del pago de los empréstitos, sin llegar al extremo de pedir sanciones contra el hermano país.