imagotipo

El Observador Parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame
  • Parlamento abierto con 3 de 3. Avance en observación
  • Intenso debate en medios y redes. Legisladores bajo lupa

El reconocimiento y elogios al senador Roberto Gil Zuarth por su desempeño como presidente de la mesa directiva se han dejado sentir por diversas fuerzas partidistas. El apego a las normas y procedimientos es parte de este reconocimiento, como dio muestra al devolver a comisiones el dictamen de Mando Mixto policial con el argumento de que en dos comisiones se omitió el requisito de quórum. El coordinador del PRD, senador Miguel Barbosa Huerta, expresó su insatisfacción con señalamientos de los riesgos de caer en el ridículo . Por su parte, el senador Enrique Burgos García, expuso que “los tres niveles de gobierno, municipio, entidades federativas y Gobierno federal conservan atribuciones.

La oposición cumplió con decoro su función crítica y propositiva, mantuvo un discurso consistente en el debate del decreto 3 de 3, donde ganó el aplauso social y recibió algunos señalamientos individualizados por legisladores que incumplieron de votar.

La frontera entre Congreso y sociedad se adelgaza a lo invisible al percibir las funciones partidistas de las redes como comportamientos de partido o al ocupar el lugar de estos. Un nuevo procedimiento legislativo entre parlamento y sociedad.

El Congreso de la Unión fue convertido en parlamento abierto a base de la comunicación mediática y de las redes sociales, se dio un avance sin alcanzar las metas posibles, porque el gradual ismo es la esencia del proceso legislativo.

El senador Emilio Gamboa Patrón, como coordinador de la mayoría oficial rechaza que la iniciativa ciudadana se descafeinara para efectos de su inoculación. Se sigue una táctica defensiva.

El periodo extraordinario alcanzó niveles de atención social poco igualados. Las redes sociales dan cuenta de la actividad legislativa con el sentido crítico que le caracteriza dejando un saldo mediático reprobatorio, en particular con respecto a la Ley de 3 de 3.

EL EXAMEN SOCIAL AL CONGRESO alcanzó tan vasta atención y ese es el avance político significativo. No la reprobación de los resultados, que deja desaliento y derrota, cuando no lo es. La meta a seguir es fincar juicio político a cualquier gobernador, en esa orbita de analogías y desafíos, resulta un agravio la visita de Miguel Ángel Yunes a San Lázaro.

La iniciativa ciudadana 3 de 3 cubrió los requisitos legales, fue recibida y sujeta a proceso legislativo, se examinó en comisiones para sus modificaciones y discutida en pleno de un Periodo extraordinario, y se aprobó de acuerdo con las expresiones de fuerza partidista con 59 votos. Las ausencias, abstenciones y votos furtivos son posicionamientos en torno al asunto en discusión pero no significan en automático que se consideren a favor o en contra sino inexistentes para el efecto de la votación.

El girar la discusión en torno a lo que hubiera ocurrido si los legisladores votarían a favor o en contra, es pura especulación. El legislador es el único responsable en la decisión de su voto, en base al libre albedrío donde diversas razones se conjugan como la moral, el interés común, el sentimiento patriótico, el espejismo ideológico o la conciencia, entre otras razones le imponen como ir en pro o en contra.

El gran interés social que despertó la iniciativa ciudadana, da cuenta del potencial innovador por probar. Ni las reformas estructurales como tampoco el proyecto de iniciativa ciudadana para una reforma integral de la Constitución alcanzaron atraer el interés público como ahora ocurrió, al grado de situarse como una fuerza social con ciertas aristas partidistas e incluso como una corriente de oposición dentro del Congreso.

Se ha logrado un avance político como nunca antes sin derroches de recursos con una participación ciudadana importante. Aun se esperan innovaciones y sorpresas.