imagotipo

El Observador Parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame
  • Obama legitimó el populismo con elección de la izquierda
  • Alto contenido histórico, compromiso del Canal del Congreso

Un vendaval arrastra todo consigo en el Congreso, entre el periodo extraordinario y la cancelación de la sesión solemne donde el presidente de Italia, Sergio Mattarella, daría un mensaje de la trascendencia de reimpulsar las relaciones bilaterales.

El veto presidencial a la Ley 3 de 3 impuesto por las facultades del Presidente, obliga a la rectificación legislativa, aunque no de manera inmediata, bien debió esperar al periodo ordinario para desahogarlo sin presiones temporales.

Las fuerzas en juego corren el riesgo de enfrentarse en el Senado, las comisiones unidas elaboraron un dictamen donde reconocen “que el Senado avaló, casi por unanimidad, no contribuye a combatir la corrupción, pero sí infringe el derecho humano a la vida privada y a la protección de datos personales y aceptan que la imposición de esa obligación a los particulares carece de sustento constitucional.

Ahora, la oposición fijó su posicionamiento en la abstención como lo anuncia su coordinador, senador Miguel Barbosa, mientras el presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth, muestra flexibilidad al considerar que existe “una posibilidad de que se incluya a la iniciativa privada, pero acotando únicamente a quienes ejerzan o decidan sobre recursos públicos como si fueran funcionarios”; su declaración compromete una Presidencia prudente inclinada al consenso.

EL DEBATE sobre el populismo a que dio lugar el comentario del presidente, Enrique Peña Nieto, en la Cumbre de Líderes de Norteamérica, llevó al presidente, Barack Obama, a externar su versión respecto al tema sin la intención de debatir, solo de precisar su opinión. Solo dieron dos discursos distintos, con diferencias semánticas y referencias históricas distintas.

El presidente Peña Nieto atacó a “populistas y demagogos”, su base de pensamiento se sustentaba en la globalización que recurrió al populismo para desacreditar el “pensamiento del liberalismo social” de la revolución mexicana.

El presidente Obama partía de la experiencia estadunidense del populismo basado principalmente en la cooperación mutualista campesina de 1892, año crucial donde el Partido del Pueblo obtuvo un millón de votos, el nueve por ciento de la votación, con cinco senadores, y 10 representantes y tres gobernadores; Colorado, Kansas y Dakota del Norte. Posteriormente se alió a los demócratas y declinó su votación hasta su extinción.

La obsesión de los “peñafóbicos” llega a la depreciación del mandatario mexicano frente al inquilino de la Casa Blanca, sin darse cuenta de la magnitud del cambio ideológico operado.

Por una parte Obama se asumió como “populista” al ubicar a quienes “luchan en defensa de los trabajadores”, así mostró la falta de compromiso de Trump con los intereses sociales, pero por otra, rebasó el “populismo de la globalización” para dar paso a la legitimidad del “populismo social”, donde se sustenta la acción de Morena, en consecuencia el fortalecimiento de López Obrador.

Corolario, se derrumbó el “muro” de exclusión en Estados Unidos que impedirían la llegada de un líder de izquierda a Los Pinos.

El DIPUTADO CÉSAR CAMACHO, presidente de la Junta de Coordinación Política de los diputados, promueve el Centenario de la Constitución de 1917, de diversas maneras y toda ocasión propicia, como quedó mostrado con la celebración de “Los diálogos constitucionales”, el primero de 12.

La petición del Presidente de la Jucopo, fue “celebrar el centenario de la Carta Magna difundiendo historia, acontecimientos enorgullecedores y, “en el caso de los que tenemos un cargo, la mejor forma de honrarla y conmemorarla, es trabajando, entendiéndonos y construyendo un espacio de neutralidad partidaria que esté por encima de banderas político-partidarias que, siendo importantes, siempre serán parciales.

En ese contexto, también la Comisión Bicameral del Canal del Congreso se compromete a fortalecer su programación con un “alto contenido histórico” .El senador del PAN, Daniel Ávila Ruíz, manifestó que el “Congreso de la Unión es un protagonista activo… de la transformación del país”.

Bien que se avance en difundir la historia constitucional para su mejor valoración.