imagotipo

El Observador Parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame
  • Los Constituyentes del 17 ofensa y olvido
  • La Ley de la Memoria y el Presupuesto 2018

Los “muertos descansan” y los legisladores también en el puente de vacacional, mientras en el Congreso avanzan los asuntos por dictaminar, como son: el otorgamiento de la medalla Belisario Domínguez en el Senado y la asignación de partidas en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018.

La asignación de la presea de suprema distinción del Senado debe resolverse este fin de semana, la fecha para presentar propuestas ya se cerró, en la relación recabada brillan muy distinguidos mexicanos, vivos y postreros, cualquiera de ellos merece ser reconocidos por la Nación, sin embargo priva en el ánimo de partidos y ciudadanía; Manuel Clouthier, Julián Gascón Mercado y Gonzalo Rivas.

Solo uno de ellos será reconocido, “son muchos los llamados, pocos los escogidos”, en tanto los otros, con méritos similares volverán al anonimato sin pena ni gloria. Bien vale la pena que su inclusión al menos de las celebridades que ya fallecieron fueran registradas para formar parte de “La Rotonda de Personas ilustres” del Panteón de Dolores.

LA MEMORIA DE LOS MUERTOS es la historia de los vivos: el tema vincula con el trato que se otorga a vivos y muertos, precisamente en esta ocasión que el pueblo recuerda a sus familiares ya fallecidos, la ceremonia con la cual se les recuerda es parte de la identidad del mexicano. Este es un día de la Memoria, que da cuenta de la transcendencia en nuestra vida cotidiana.

En México no existe una Ley de la Memoria, que concilie los conflictos que no se han superado, tampoco existe una atención de cuidado directo a los monumentos, y sitios históricos donde se guarde respeto a los próceres que construyeron la patria. Es el caso de los constituyentes del 17 cuyo abandono es total.

EL CENTENARIO DE LA CONSTITUCIÓN no tiene presupuesto, el Comité conmemorativo lo integran el Presidente de la República, la Secretaria de Cultura, el Gobierno de Querétaro, y el Instituto de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana.

Por falta de presupuesto no será posible que el conocido Teatro de la República se adquiera como bien nacional a sus propietarios privados desde el Siglo XVIII; la Fundación Vergara, las gestiones de la Comisión conmemorativa ante la Secretaria de Hacienda se encuentran estancadas, hasta donde se sabe, la petición asciende a 100 millones pesos, solo para ese fin.

Existe un Lote de los Constituyentes en el Panteón de Dolores se detenta por una Asociación Civil como “propietarios” que representan a los familiares (nietos) de algunos de los legisladores de 1917 -porque no todos fueron sepultados allí, muchos de ellos están -abandonados- en los cementerios de sus pueblos de origen. No hay respeto a su memoria.

El Lote de los Constituyentes lo tiene en propiedad pública el Gobierno de la Ciudad de México por medio de su Dirección de Patrimonio Inmobiliario de la CdMx y lo administra la Delegación Política Miguel Hidalgo que encabeza Xóchitl Gálvez. El total abandono del lugar da cuenta de un saqueo de placas y esculturas, a la par que destrucción y basura.

¿Así conmemoraremos a nuestros constituyentes que legaron el patrimonio jurídico fundamental del Estado mexicano moderno?

EL PRESUPUESTO EGRESOS DE 2018, no registra preocupación por fortalecer la memoria de los mexicanos, las Presidencias de las Cámaras, en el Senado, Pablo Escudero, y en la de diputados, Javier Baños, conjuntan esfuerzos por afirmar un presupuesto base de 144 millones de pesos destinados al naciente Sistema Nacional Anticorrupción. El diputado Agustín Basave, lo impugna por crear una “nueva casta burocrática”.

El Congreso y los diputados que votarán el PEF deben cobrar conciencia a la responsabilidad íntima que les concierne, su representación los obliga a reconocer su propio pasado.

La Secretaria de Cultura concibe la Constitución promulgada el 5 de febrero de 1917 en términos de conquistar las principales demandas sociales, económicas y políticas de la Revolución y establecer un nuevo orden que asumió como su principal función cumplir con el programa de la Revolución y ser el eje articulador del desarrollo de la Nación mexicana en el siglo XX.

No se debe regatear este presupuesto a la Secretaría de Cultura como acceder la comparecencia de su Secretario del Ramo, Rafael Tovar y de Teresa quien ha pugnado por cerrar los plazos en sus términos, a fin de que la Celebración de los Cien Años de Constitución sirva al fortalecimiento de su espíritu.