imagotipo

El Observador Parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame
  • Ruiz Massieu: Diplomacia moderna. Oposición: “sometida”
  • Entre Senado y diputados, ¿descubren la ilegalidad?

El Congreso ha llegado a su etapa final del Primer Periodo de Sesiones Ordinarias del  Segundo Año de ejercicio, se prepara a aplicar una de sus principales facultades, la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación del 2017. Las partidas presupuestales se encuentran afectadas, el gasto social ha disminuido en 4 mil millones de pesos, se avecina un debate agotador extremo.

COMPARECENCIAS; En ambas Cámaras aún no concluyen las comparecencias correspondientes a la Glosa del IV Informe presidencial. En San Lázaro se aguarda la comparecencia del titular de la Secretaría de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, quien se ha visto fortalecido en la reunión  de la Comisión de conmemoración del Centenario de la Constitución de 1917, presidida por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la suerte está echada y el Centenario cobra vigor.

La comparecencia ante el Pleno del Senado la titular de la SRE, Claudia Ruiz Massieu, redefinió la política exterior del Estado mexicano, como: “moderna y soberana, con sentido y valor social”. También añadió que se logró ampliar la agenda al institucionalizar mecanismos bilaterales.

En la confrontación del debate la oposición expresó su disquisición, el senador Manuel Bartlett, coordinador del Partido del Trabajo, fue taxativo al calificarla de: “sometimiento a intereses de los Estados Unidos, en contra del interés nacional”.

Durante el tiempo preglobalizador la política exterior se basó fundamentalmente en los principios de “no intervención y la autodeterminación”, con posterioridad se elevaron a rango constitucional los valores primordiales de la labor diplomática, ahora en la administración federal actual, se  “moderniza”, para dar cabida a la asimilación sin capacidad de negociación.

LAS ELECCIONES DE ESTADOS UNIDOS tendrán efecto el martes próximo, 8 de noviembre, al respecto la secretaria Ruiz Massieu las definió como “atípicas, convulsas e imprevisibles”, ambas naciones han construido políticas públicas que institucionalizan su acciones.

Estas elecciones son atípicas porque se ven reflejadas en el ámbito oficial y social registran pifias, la visita de Trump, abrió oportunidad para expresiones oficiales de preferencias partidistas, que quebrantan la visión original de la política exterior mexicana basada en principios, y afectan el sentimiento de pertenencia de la nacionalidad compartida de los mexicanos bajo el territorio nacional como de los emigrados al extranjero. El cuestionamiento de la oposición debe acentuarse en el sentido de la nacionalidad, antes de los bienes materiales del comercio y el turismo.

LA CÁMARA REVISORA de los diputados atiende dos minutas del Senado de especial importancia, por una parte sancionaría la Ley de Justicia Laboral donde se suprimen las Juntas de Conciliación locales y se introduce el voto universal y secreto a los sindicatos, es de esperar que solo se reduzca a un debate regular. En cambio, la sanción de la minuta de ampliación del periodo de los magistrados electorales, se constituye en una disyuntiva entre lo legal y la ilegalidades, UN PARTIDO Y DOS INICIATIVAS; el PRD entra de cabeza al examen de la Fiscalía General, en doble vertiente del PRD, por un lado el senador Armando Ríos Piter, presenta una iniciativa de Ley orgánica. La senadora Dolores Padierna plantea a su vez, la iniciativa del Defensor del Pueblo. ¿Dónde reside la diferencia?.

El punto de flexión de ambas iniciativas provenientes de un mismo partido, reside en el vértice del interés de las víctimas, en el primer proyecto se busca que la Fiscalía General se mantenga en la órbita de control del Senado para que sea sujeto de nombramiento del titular y de observación de sanción política, mientras que el Defensor del Pueblo, la vindicta pública deja de ser monopolio de dominio de la Fiscalía para que las víctimas la regulen en su interés. La recién aprobada Ley de Víctimas del Delito, se impugnó por líderes sociales, entre ellos Javier Sicilia, Miguel Concha, sus limitaciones de la Comisión Ejecutiva para operar con “estricto apego al espíritu proctector de la Ley y con base en el principio constitucional pro persona”, este aspecto final, es que concierne al Defensor del Pueblo.