imagotipo

El Observador Parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame
  • Dip. Camacho: presupuesto de intereses nacionales
  • El Muro de Trump

 

El presidente Enrique Peña Nieto llama a la “unidad”, se dirige a la Nación, es necesario. Describe la situación en lenguaje de Churchill, “nueva era de cambios”, enfrentar “retos”, ofrece “nuevas oportunidades”. Esos son los “tiempos oscuros” que se invocaron a los ingleses en la Segunda Guerra Mundial.

La Secretaria de Relaciones Exteriores declara disponerse a proteger a los paisanos que serán deportados, ¿dispone de un plan incluido en el PEF? Los partidos políticos van por la periferia, no vislumbran la hecatombe, PRI, “no se subordinará a ningún Gobierno extranjero”, PAN, alaba al gabinete financiero, PRD estudiará opciones y AMLO, niega la dependencia a algún Gobierno. Todos evaden, ignoran o desconocen la realidad del “fondo del pozo”.

El Senado refuerza a la cancillería, el presidente Pablo Escudero, promovió un pronunciamiento de la Mesa Directiva, asume una postura similar: “proteger y defender connacionales” y precisó la postura de reconocer la interdependencia y trabajar con diálogo constructivo, negociación y respaldo mutuo. Además, el senador Emilio Gamboa, niega se pague el muro, en tanto Miguel Barbosa pide se redefina la Política Exterior. ¿Cómo armar el rompecabezas?

Los efectos adversos son variados y fuertes, la volatilidad financiera se enfrenta con alzar la tasa de interés, pero ¿cómo tapar el hoyo de las remesas del orden de los 25 mil millones de dólares?, y ¿el apoyo a los deportados? y el ajuste al TLC y su desempleo generado, el pago del muro es un costo de guerra que no dispone de asiento legal, es impuesto. El Imperio impone sus castigos, en el pasado (70 DC) Roma destruyó la Sinagoga de Jerusalén y obligó a los judíos a tributar al Templo de Júpiter.

El Congreso debería abrir la discusión pública para examinar las causas y consecuencias del modelo de integración comercial que suponía sería el impulsor de una nueva era de relaciones con el TLCAN.

LA PRESENTACIÓN DEL PRESUPUESTO DE EGRESOS, se prevé que el diputado Alfredo del Mazo, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública sube a tribuna a dar lectura a su dictamen, el contenido es desconocido, dado a los recortes impuestos, aunque la inclinación del diputado mexiquense a favor de la educación y la cultura se ha visto reflejada en los medios.

El coordinador de los diputados del PRI, César Camacho, se muestra más hermético, ha sorteado las dificultades de los ajustes que nadie acepta y el vendaval electoral de los vecinos, sin embargo, que el dictamen no registra “impacto alguno” a consecuencia del triunfo de Trump. ¿Y las deportaciones las registra el Presupuesto? No se sabe bien.

En rueda de prensa el mexiquense asegura que “obedece a intereses nacionales”, el “presupuesto tiene su propia lógica y dinámica”, refiere también las dificultades para aprobarlo sin disponer de la mayoría, aunque la experiencia adquirida desde 1997 ha sido benéfica, la “piedra de toque” consiste, Camacho dijo, “aplicar los recursos limitados para alcanzar objetivos favorables al crecimiento económico”.

Se aprobó ya un reglamento especial para la sesión del PEF, en principio se corresponde al Reglamento interior del Gobierno del Poder Legislativo, su aplicación eventual, se supone, deriva de la preocupación de la agitación que provoca un presupuesto con afectación de tantos y variados renglones.

COMISIÓN DE REGLAMENTO. La sorpresa fue la reforma al Reglamento interior del Congreso, aprobado por 421 votos, donde se protege el derecho de voz de los autores de iniciativas con efectos de ilustrar a la Comisión en la elaboración del pre dictamen, se reconoce la bondad de la medida.

Lo que resulta discutible es que la Comisión de Reglamento que es la privilegiada en conocer y aplicar las normas, sea permisiva para enviar el dictamen aprobado al Diario Oficial de la Federación, cuando la reglamentación indica con precisión, que los acuerdos reglamentarios, las sentencias jurisdiccionales y (en su caso), los fallos del colegio electoral, no requieren de promulgación del ejecutivo, son ley desde el momento de su aprobación.