imagotipo

El Observador Parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame
  • Visiones encontradas; Verde frente al despeñadero del PRD
  • Canadá alienta ante dificultades de integración continental

La visita del presidente de la Cámara de los Comunes de Canadá, Geoff Regan, culminó con la celebración de una sesión solemne del Senado, posterior a la recepción que ofrecieron los diputados en comisiones. El presidente Regan declaró que “la relación con México es especial”.

Previamente, el presidente del Senado, Pablo Escudero, fue claro al precisar que el eje de las cuatro libertades que operan con Canadá, son las libertades de intercambio en bienes, servicios, capitales y mano de obra, destacando que en el país del norte laboran 20 mil mexicanos con plenos derechos, así como la decisiones de eliminar la visa de visita para los ciudadanos mexicanos, son muestra de una relación ejemplar.

En el entorno de la representación de las dos naciones resalta, sin duda, el más importante acto de recuperación de las relaciones del Tratado de Libre Comercio. Un avance que otros poderes no logran aún.

LOS RIESGOS DE DIVISION EN EL PRD; surgen dos fracciones del PRD en el Senado, surepercusión se da en la pérdida de peso político en los órganos de Gobierno de la Cámara Alta, desde la ausencia en la Junta de Coordinación Política (Jucopo), y en consecuencia su desplazamiento de la presidencia de la mesa directiva del próximo año legislativo, después vendrían ajustes en las presidencias de las comisiones de las que serían desalojados al disminuir su proporcionalidad. La dirección nacional de los amarillos se aferra a su dominio sin comprender una relación de diferencia con el Congreso.

El conflicto interpartidario repercute en la mesa directiva del Senado, al que se suma la abierta confrontación del expresidente de la Constituyente de la Ciudad de México, senador Alejandro Encinas, quien estima que el presidente del Senado, Pablo Escudero Morales, rebasó sus facultades al presentar una controversia constitucional contra la nueva constitución en la Suprema Corte “no es una controversia del Senado, es una controversia que presenta en su carácter de presidente de la mesa directiva sin el aval de ningún órgano de Gobierno, ni de la mesa directiva y eso debería invalidarla en sí misma”.

En el primer caso, el senador del Verde desplazó la aplicación de la Ley Orgánica del Congreso a la Comisión de Reglamento del Senado, no quiso asumir en directo la solución y ha dejado que la “maleza crezca”,

Ayer se dio una respuesta, pero el problema ya no es solo reglamentario sino político, y parece trasladarse a la Jucopo, otros partidos ajenos, el senador Emilio Gamboa del PRI y el senador Fernando Herrera del PAN, deciden lo que no les corresponde. Es el presidente del Senado el primer intérprete del reglamento.

El PAN presentó una iniciativa en cuestión reglamentaria, como reflejo de la incertidumbre imperante, el Partido Verde operó un avance mayor con una iniciativa de ley donde se plantea la formación de gobiernos de coalición, y se establecen reglas para que en caso de no obtener ningún partido la mayoría absoluta se proceda en el Congreso la formación de un Gobierno con los grupos parlamentarios que formen mayoría, o se convoque a una segunda vuelta electoral que forme la mayoría. En ese sentido se advierte que los problemas entre partidos y Senado son de forma de Gobierno, se envejecieron y se requiere una nueva relación entre institutos políticos y órganos de representación nacional, un asunto que el Partido Verde comienza a desbrozar.

El Partido Verde entiende mejor que el de la Revolución Democrática los ajustes estructurales del poder, mientras los aztecas no dejan de quebrantarlos.

DIFICIL APROBACIÓN, en el Congreso se traba la discusión y en su caso aprobación de la Ley de Seguridad interna, las discrepancias son profundas entre los diputados, se habla de un periodo extraordinario que no se ve posible por la rispidez que provoca la elección del Estado de México.

Los argumentos chocan, la oposición impugna que se busca legislar lo ilegal, convertir el estado de excepción en la normalidad de lo cotidiano. La hoguera aumenta su fuego al calor de los actos de impunidad creciente, el crimen de la periodista, reales o presuntos que enrarecen la atmósfera de los radicalismos, se anuncia el asesinato de Carmen Aristegui, lo que sirve de amenaza disuasoria o de aliento a manos sucias que ejecuten el encargo. El tobogán de la furia se acelera.