imagotipo

El Observador Parlamentario

  • Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame
  • PGR desvanece la Fiscalía Anticorrupción autónoma
  • ¿La Conago anticonstitucional?, ¿Gobernadores fusibles?

El fin del periodo ordinario acelera el paso en el Congreso.

En la Cámara de Diputados se aprobó por unanimidad la minuta de la Ley contra la Tortura, donde se fincan las competencias y el proceso de coordinación de las autoridades de los tres órdenes de Gobierno. La aprobación de todos los presentes permite al Senado su eventual ratificación para enviarla al Ejecutivo, con el fin de su promulgación en el Diario Oficial. El tema de difícil y controvertida solución para los diputados se encuentra en la Ley de Seguridad interior, para lo cual se cursa ya una versión que legaliza la presencia del Ejército fuera de sus cuarteles en casos de amenazas extremas al orden social.

La presidencia de la mesa directiva del senador, Pablo Escudero Morales, cerrará en unas tres sesiones más, donde se aprobarán asuntos de extremo conflicto. La oposición, representada por los Partidos de Acción Nacional, del Trabajo, Morena, de la Revolución Democrática, reconoce que la falta de consenso favoreció a la Procuraduría General de la República a promulgar en el Diario Oficial el marco legal para el nombramiento del Fiscal Anticorrupción, en donde la nueva figura del control de esos ilícitos oficiales será decida por completo por el Gobierno federal.

El senador Miguel Barbosa presentó el Atlas de Seguridad y la defensa de México, definido como una herramienta útil para estudios estratégicos de la materia, sin dejar al margen la iniciativa de Mando Único que caracterizó una discusión importante aún pendiente.

LA CORRUPCIÓN, como un cáncer aumenta, tensión social reflejada en la detención de exgobernadores, Yarrington y Duarte, se presenta una coyuntura que ofrece la oportunidad de mostrar la capacidad de corregir los males del desvió y mal manejo de los recursos públicos.

El caso de Yarrington será utilizado por los cuerpos de justicia de Estados Unidos para deshacer la red de corrupción de políticos de todos colores, para un control mayor sobre las operaciones antidroga.

Respecto al caso Duarte no debemos olvidar que la llamada posverdad, o sea las redes sociales, lo llamaron corrupto por las simples acusaciones de un personaje como Yunes, igual de corrupto, pero del cual nadie se acuerda, ni se interesaron por ver las acusaciones que le lanzaba Duarte de corrupción.

Los gobernadores se amparan en la Conago, la cual surgió como instrumento de defensa de los gobernadores ajenos al entonces presidente Fox como un mecanismo de comunicación personal, por eso el nombre de conferencia. Presidía la conferencia el gobernador anfitrión de la reunión y trabajaban en mesas coordinadas por gobernadores interesados en los diferentes temas. Hoy la Conago es otra cosa, el director de la Escuela de Derecho de la UNAM, Raúl Contreras, refiere su transformación como un instrumento presidencial, además es anticonstitucional.

Si se estudia su origen formado por un espacio de reunión y comunicación entre gobernadores y no entre gobiernos, no es inconstitucional, si se estudia como una coalición de gobiernos estatales entonces es notoriamente inconstitucional.

Los gobernadores acusados solo sirven como “fusibles” para evitar que el centro y fuente de la corrupción instalada en Los Pinos se funda en medio de un corto circuito político. En el gran circo político, Duarte es un pequeño bribón, mientras otros detentan del verdadero poder.

El gran público no cree que el caso Duarte es el principio de la limpieza del sistema, mientras se recuerde a la Casa Blanca, todo lo que se haga será poca cosa para un público atento a la caída de presidentes latinoamericanos corruptos.

GABRIEL JIMÉNEZ REMUS es el nombre de la sala de juntas del grupo parlamentario del PAN, como homenaje al legislador e ilustre jalisciense que inspira a las actuales generaciones de sus militantes, como señalara su coordinador, senador Fernando Herrera.  In memorian y reconocimiento a su destacada labor como legislador de la República, se recuerda su mensaje dirigido a conciliar la gobernabilidad y democracia para el funcionamiento de la capital del país (Estudios parlamentarios del Congreso, 4, 1996).