imagotipo

El Observador Parlamentario / Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame

* Senador Delgado; Medalla otorgado a “modelo excluyente”

* Senador Gil Zuarth, ¿corrige estilo al diccionario?

La medalla “Belisario Domínguez” fue asignada al empresario Alberto Baillères por su contribución a la “generación de empleos, su obra de filantropía, así como su impulso a la educación y a la salud”. Por primera vez, la presea no se otorga por unanimidad, el oficialismo obtuvo solo 68 votos, en su aprobación, contra 13 de una oposición cuasi unificada.

La presea será entregada por el presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth, en sesión solemne con la presencia del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el próximo 12 de noviembre, en el recinto senatorial de Xicoténcatl.

El mundo cambia y el Congreso también, ambas cámaras quieren la presencia del papa Francisco; y al Senado asisten dos arzobispos a exponer la encíclica Laudato. El presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth la valoró: como “un hecho histórico, -ya que- México vive nuevos tiempos en donde es necesario entender a la laicidad como un diálogo permanente entre hechos religiosos y política, en vez de una suerte de separación radical”. El diccionario, no obstante, define la laicidad como “la doctrina que separa a la sociedad y el Estado de toda influencia religiosa, donde hay independencia de toda opinión confesional”. ¿Se pretende innovarla?

La distinción del Senado al dueño del Palacio de Hierro se argumentó para su otorgamiento, que fue otorgada en 2005, al ingeniero Gilberto Borja Navarrete, director de ICA, en esa ruta es posible que pronto al magnate Carlos Slim le sea acreditado.

El reconocimiento se otorga a quienes “se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra Patria o de la Humanidad”, como señala el decreto presidencial de 1954. El servicio público es el vértice de la honorabilidad reconocida.

A partir de la nobleza del reconocimiento más importante que otorga el Senado de la República, hasta ahora fue otorgado por unanimidad. En esta ocasión fue aprobado por 13 votos en contra, entre ellos el del senador Mario Delgado, quien es uno de los 10 egresados del ITAM en ejercicio legislativo en el Senado. Los argumentos del senador Delgado destacan:

“El reconocimiento al empresario se otorga a un modelo económico que excluye a la gran mayoría de los mexicanos”.

En ese contexto, la tarea empresarial por sí sola no acredita la distinción emérita, dado que es parte de la atención de lo privado frente a lo público, o sea su objetivo utilitario como es la función empresarial. La generación de empleos es objetivo empresarial por medio del Grupo industrial Bal, donde se incrusta el Grupo Peñoles, entre otros. Ese propósito empresarial reside el poder económico, por lo que la creación de puestos laborales es un propósito cuya función preponderante es el fin de la empresa.

Se reconoce a Bailléres como un empresario moderno mexicano responsable de su función social como lo muestra su interés y compromiso con la educación, la creación del ITAM, es obra suya e indiscutible, es un centro de cultura que contribuye en alto grado al bien de la nación, así da cuenta la presencia de distinguidos catedráticos una pléyade de excelencia en la atención de la formación profesional de las
humanidades.

Es conveniente recuperar el discurso del ingeniero Borja Navarrete, en la recepción de la presea del Senado en 2005 .en el que llamaba a los partidos y candidatos a ser claros en sus plataformas políticas, decía ante las elecciones próximas:

“…qué proponen hacer y cómo lo harían”. Con planes y programas bien fundados y bien examinados, en vez de insultos y descalificaciones, se estará ayudando a los electores, a la calidad de la contienda y a la salud de nuestra vida política. Los mexicanos no somos de los que bajan los brazos ni aún en los más duros desafíos. Por estas razones y por otras más, me siento orgulloso de ser mexicano.

Y ¿cuál será el mensaje de Raúl Bailléres?; ¿nacionalista, o mexicanista? …se sabrá a tiempo.