imagotipo

El Observador Parlamentario / Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame

  • Agenda del Senado, prioritario el “Mando Único”
  • Tipo de cambio humano; extradiciones vs deportaciones

Luego del encontronazo del gobernador de Morelos contra el Presidente Municipal de Cuernavaca, por el Mando Único el tema se perfila como central de la Agenda del Congreso, en próximo periodo ordinario.

El presidente del Senado, Roberto Gil Zuart, destacó el tema como prioritario, dentro de una amplia gama de asuntos como la legalización de la marihuana para fines médicos, la reglamentación y función carcelaria y la ratificación de la firma del Acuerdo Transpacífico.

En consonancia con el presidente de la Mesa Directiva, el coordinador del PRD, el senador Miguel Barbosa, también consideró el Mando Único como prioritario subrayando al mismo tiempo el combate a la corrupción, a la vez de concluir el Sistema de Transparencia.

Ya con anterioridad, el coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, calificó “impostergable construir acuerdos sólidos con las demás fuerzas políticas”, lo que significa que considera agotada la consulta a las organizaciones de los presidentes municipales y especialistas nacionales e internacionales que externaron su opinión.

EL “ULTIMÁTUM” del coordinador tricolor, Gamboa Patrón, es determinante en razón de que la materia municipal concierne al Senado preferentemente, tanto en división de poderes como de orden territorial, por otra parte la resistencia a la aprobación del Mando Único proviene en buena medida de personajes con militancia tricolor. De suerte, que la llamada definitiva es de mandato imperativo disciplinario.

¿Será que las líneas de decisión autoritaria se vuelven a fortalecer? Los resultados de las elecciones en Colima dan buena prueba de ello, fueron comicios que se realizaron bajo los efectos de la detención del exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, en el aeropuerto de Madrid, bajo el cargo de corrupción y lavado de dinero, requerido por tribunales de Estados Unidos.

Y no obstante el escándalo, el partido Tricolor sale victorioso. Una primera hipótesis es que los electores votan por candidatos antes que partidos, en otra lectura debe reconocerse que el “tradicional carro completo” priísta es muy difícil de romper e incluso con las alianzas y coaliciones de la oposición.

LA RUPTURA DE LA HEGEMONÍA TRICOLOR en los gobiernos locales provino en 1988 luego de que el PAN acordó, Baja California en 1988, legitimar a Carlos Salinas de Gortari con un triunfo electoral dudoso; otro momento de quebrar las candidaturas del PRI en los estados se llevó a cabo, en Zacatecas 1996, con Ernesto Zedillo, a quien el Parlamento Europeo lo presionó para reconocer gobiernos locales al PRD, llegando a aceptar la “cláusula democrática”.

Por tanto, la oposición debe aliarse para la difusión internacional en centros sensibles que dobleguen la impunidad y prepotencia del poder, en tanto las alianzas y coaliciones se realicen con mayor realismo. El presidente del PRD, Agustín Basave, para justificarse plantea el dilema entre ética y pragmatismo, pero en el caso de Veracruz aplasta la ética.

La crisis abate con rigor la imagen oficial en el exterior y en los medios nacionales. La presión de los tribunales de la Unión Americana es incesante por castigar delitos trasnacionales, mientras la población mexicana resiente el creciente deterioro de su nivel de vida, en la aplicación de una devaluación que marcha en paralelo a la caída del peso para reemplazar la pérdida relativa del financiamiento del presupuesto.

TIPO CAMBIO HUMANO DE MÉXICO, el único país del mundo que intercambia seres humanos con Estados Unidos, el tipo de cambio que rige en este trueque inhumano se califica de inmoral y se escuda en la criminalidad.

El tipo de cambio humano entre México y Estados Unidos es el intercambio de extradiciones por deportaciones. Dos delincuentes trasnacionales, “el Chapo” Guzmán Loera y Humberto Moreira, expresidente del PRI, van a prisiones de los condados del “viejo oeste”; a cambio de un cuarto de millón de mexicanos deportados que trabajaban honestamente pero carecían de papeles de residencia en Estados Unidos y reciben trato de criminales.

¡¡Una confusión inhumana!!