imagotipo

El Observador Parlamentario / Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame

  • La Iglesia de la protesta social
  • Un consenso preliminar en constitución CMX

La frase del sexenio se cumplió y “México se movió”… pero en torno a la presencia de Francisco, su presencia motiva las mayores movilizaciones de personas de la historia reciente, los lugares elegidos son evocativos de la injusticia y dolor que vive el pueblo mexicano, su discurso se dirige a la
desigualdad, la redención de los pobres, señala una de su efecto-causa: la corrupción; pide y confía en pedir perdón a los indígenas, exalta el evangelio de la liberación con Samuel Ruíz, y marcha a rechazar la resignación ante la violencia, así como la discriminación y racismo que padece la emigración. La iglesia de la protesta social resurgirá fortalecida.

El presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth, convocó a los presidentes municipales a pronunciarse con “una postura firme para defender la autonomía municipal” con respecto al rechazo del Mando Único policial, cuya iniciativa se encuentra en la antesala de la discusión legislativa. El municipio libre -como expresa el 115 de la Constitución- en opinión del senador Octavio Pedroza Gaitán, debe abrir la discusión con la Conferencia Nacional de Gobernadores.

El presidente de los diputados, Jesús Zambrano Grijalva, firmó el proyecto de iniciativa ciudadana de Ley General de Responsabilidad, conocida como “Ley 3 de 3” para combatir las redes de corrupción e impunidad. Es una ley que el propio Presidente le dará curso a comisiones en caso de presentarse. En ámbito del protocolo diplomático, el senador Zoé Robledo, a su vez, entregó al Papa un ejemplar de la mencionada ley.

En la panorámica social se visualiza la corrupción como causa-efecto de la desigualdad, su importancia es básica, México no es un país racista porque es una nación de pueblos mestizos, sin embargo, en su carácter social predomina una desigualdad de las mayores del mundo.

EL NUEVO CONSTITUYENTE se deriva del estímulo otorgado con la formulación de la Constitución de la Ciudad de México, ahora mismo se inician las discusiones en torno a los 14 ejes con sus diversos enfoques de las 28 personalidades nombradas por Miguel Ángel Mancera. Un listado de consenso abierto a la consulta social que significa un esfuerzo por legitimar los
trabajos.

El senador Alejandro Encinas Rodríguez, dio su opinión a favor de generar una mejor convivencia y de desarrollos, se “podría hablar de una constitución progresista”. Por su parte, la senadora Mariana Gómez del Campo, resalta su carácter plural. Ambos legisladores son mencionados como presuntos integrantes del Constituyente de la Ciudad de México.

Lo que se advierte en estas opiniones y otras más, es la conformación de un cauce de pensamiento que empieza su alineamiento conforme a posicionamientos partidarios, más que ideológicos, puesto que no se trata de un Constituyente originario sino de uno en la nación constituida.

En México primero fueron las provincias y luego estados los que proclamaron su soberanía, en base a las diputaciones provinciales, éstas fueron las que promovieron la fundación de la nación originaria, con el añadido de que la Ciudad de México como núcleo territorial se había conservado, fue posible integrar las partes con su capital en un todo territorial dividido y soberano.

El jefe de Gobierno, Miguel Mancera, dispone de la facultad de presentar el proyecto preliminar de Constitución sujeta a revisión, discusión, reformas y aprobación por el Constituyente.

La historia constitucional marca su recorrido, con los trabajos preliminares del diputado Agustín Argüelles en Cádiz, Andrés Quintana Roo en Chilpancingo, Miguel Ramos Arizpe en San Pedro y San Pablo en 1824, Mariano Otero en 1847, Ponciano Arriaga en 1857, en relación a la Constitución de Querétaro, 1917, el proyecto fue de José Natividad Macías, quien fuera diputado en la anterior XXVI Legislatura en el Bloque Renovador bajo la coordinación de Gustavo Madero.

Hoy Miguel Ángel Mancera comparte la facultad del proyecto preliminar con pensadores, defensores de derechos humanos, académicos y artistas.