imagotipo

El Observador Parlamentario / Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame

* El desaliento de la oposición ¿retorno a partido hegemónico?

* La “agenda de consenso” y el ¿trabajo inútil?

La sesión de los diputados dio ingreso a la Ley Federal de Derechos, fundamentada en tribuna por la diputada Gina Cruz (PAN); enseguida los partidos fijaron su posición. Se espera sea aprobada.

En el Senado, dentro de su orden del día, se dio lugar a la primera. Se aprueba con 80 votos la salida de la Marina mexicana a realizar maniobras multinacionales y entra a discusión la Ley de Armas de fuego; se aprueba la recepción del presidente de la Cámara de Consejeros de la Dieta Nacional del Japón el próximo día 22, pero hay alegato para que el Papa visite el Senado, a pesar de que el subsecretario de Gobernación, Roque Villanueva, ya advirtió que la elaboración de la agenda del Papa solo la conocen y preparan los representantes de los estados.

Los trabajos del Congreso llegan a su plenitud, una vez instalados las comisiones de los diputados y puesta en marcha la revisión del Presupuesto de la Federación.

Las direcciones de las Cámaras han convenido en establecer la agenda del Congreso con el fin de fijar las prioridades de los dictámenes de mayor jerarquía. El Congreso requiere de resultados, de la aprobación de leyes.

El presidente de los diputados, Jesús Zambrano Grijalva, y el del Senado, Roberto Gil Zuart, convinieron crear una plataforma de trabajo conjunta que brinde frutos legislativos. Más que abatir rezago legislativo, se proponen una agenda de consenso.

El rezago legislativo es un enjambre difícil de resolver; tan solo en la sesión pasada de los diputados se presentaron 21 iniciativas de distinta índole, lo que lleva a una cabeza de medusa, cuyo crecimiento proporcional lleva a la suma de mil iniciativas por Legislatura.

La pasada Legislatura de la Cámara de Diputados ordenó, el 17 de julio de 2012, desechar 921 iniciativas que durante los tres años de la LXI Legislatura no fueron dictaminadas por las 44 comisiones ordinarias, y también se eliminaron 710 puntos de acuerdo que fueron turnados a las mismas comisiones o a los órganos de Gobierno en San Lázaro.

El fracaso de las comisiones ante su obligación de dictaminar.

Si bien, no es posible actualmente alcanzar un orden óptimo, la iniciativa del legislador sí debiera orientarse la formulación de una tarea opositora con mayor potencial programático, con perfil ideológico.

LA OPOSICIÓN: En la actualidad se percibe un escepticismo de la oposición en el Congreso, como se advierte en algunos casos presentes:

1. El “mayoriteo” sin alternativas: los senadores del PRD Miguel Barbosa Huerta, Luís Sánchez, Dolores Padierna Luna se disponen a recabar las 43 firmas necesarias para demandar la controversia constitucional a la ley reglamentaria del artículo 66 constitucional en materia de derecho de réplica, no sin advertir las dificultades de dicha tarea, además, en caso de acudir posteriormente a la Corte Interamericana de Justicia, se tardarán años en el desahogo de la queja. No existen canales alternos de
desahogo.

2. Autoritarismo reincidente: la terna que enviará el Presidente de República al Senado para el nombramiento de dos ministros, es impugnada por su sesgo de interés partidista al incluirse miembros de PRI, Raúl Cervantes Andrade, y del PAN, Germán Cázares; se vuelve a impugnar por incluir a Carmen Alanís Figueroa, quien fuera la presidenta del Tribunal Electoral que absolvió el caso Monex en la elección presidencial de 2012 y otorgó el triunfo a Enrique Peña Nieto.

Son acontecimientos que amenazan sentir la sombra del pasado con un partido hegemónico con una presidencia autoritaria.

EL AÑO DE MORELOS ha sido conmemorado en el Senado con la aprobación de la minuta para acuñar una moneda de bimetálica de 20 pesos que fue aprobada por el pleno del Senado de la República.

El sello nominativo recoge la memoria del sacrificio del Siervo de la Nación el 22 de diciembre de 1815, hace doscientos años. Morelos merece un pleno reconocimiento, aún no otorgado por el Poder Legislativo.