imagotipo

El Papa como amigo / Juego de Palabras / Gilberto D’ Estrabau

  • Gilberto Destrabau

La palabra “significancia” no existe; su derivada, “insignificancia”, sí. Afortunadamente, porque la vamos a necesitar mucho en un par de años.

Así como en su vuelo el pájaro se siente tentado a maldecir la resistencia del aire, sin comprender que sin ella no podría volar, así las democracias modernas exageran los inconvenientes y las debilidades congresales, la fuerza de la opinión pública y la existencia de los poderes fácticos, sin reflexionar que los progresos inmensos obtenidos por los países civilizados en los últimos dos siglos se deben precisamente a esas resistencias. Un dictador puede crearlo todo y también destruirlo todo… y eso es lo que sucede con mayor frecuencia. Sin libertad no puede haber patria, pues la patria sin libertad es un
calabozo.

Con la pluma solo se enriquecen los dueños de gallineros.

El Papa como amigo

Los esfuerzos que hizo el Gobierno federal, el gabinete y varios gobernadores por congraciarse con Francisco durante su reciente visita, están plenamente justificados. Si el Papa no vale gran cosa como amigo, es bastante más peligroso como enemigo.
Hechos y políticos

Los hechos, para la integración de la opinión pública, no son los hechos, sino lo que se sabe o dejan saber de ellos.

Cada vez se extiende más la convicción de que los políticos son seres nocivos para la República, y hay que subrayar que ellos no hacen mucho para desmentir la
especie.

Puede que quienes así opinen tengan razón, si se entiende por políticos a los cortesanos de los poderosos, a los intrigantuelos de aldea, a los improvisados y a los aspirantes a medros y canonjías. Quizá el término “político” deba desaparecer, como tantos otros que, de tanto ir y venir, se ha cubierto de barro, como los mantos de los peregrinos. Y buscar otra definición para quienes participan en la competencia democrática en busca del éxito de su ideología, pero entendiendo por “éxito” no la conservación del poder y/o la influencia, sino el beneficio social, colectivo, que puedan lograr para el país.

Las Fuerzas Armadas

Cualquiera saca el Ejército de los cuarteles, pero no cualquiera puede regresarlo a ellos. Con las bayonetas se puede hacer de todo, menos sentarse en ellas.

Durante uno de los Gobiernos de Santa Anna, 40 generales se reunieron para tramar una conspiración y tomar los acuerdos necesarios para derrocarlo. Dos días después, uno de los generales se presentó ante el presidente, manifestándole su arrepentimiento y deseando ponerlo al tanto del complot, a lo que el general Santa Anna replicó:

– Te voy a mandar a la cárcel por traidor y lento. De los 40 generales que se reunieron, ya vinieron 39 antes que tú a descubrirse.
¿Estamos curados?

Una de las grandes incógnitas que se despejará en junio es comprobar si México ya se libró del virus que ocasionalmente infecta a las grandes naciones, y debilita su protección normal contra la estupidez y la sinrazón.
Error en la traducción

Teólogos de varios países, reexaminando el “Sermón de la Montaña”, han concluido que en Mateo 5:39, donde se lee “si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, vuélvele también la otra”, hay un lamentable error de traducción.

Buenos días. Buena suerte.

juegodepalabras1@yahoo.com/ Sitio Web: juegodepalabras.mx