imagotipo

El puerto de Róterdam se mantiene a flote (I) / María Esther Estrada M.A., Corresponsal

  • María Esther Estrada

||Primera Parte||

ÁMSTERDAM, Holanda. (OEM-Informex).- Las ciudades se tienen que adaptar a las cambiantes condiciones medioambientales y socioeconómicas. Bajo la premisa de que se estima que para 2050 habrá 2 billones de personas más sobre la Tierra y la mayoría de los 9 mil 500 millones que seremos viviremos en ciudades, es importante ir sentando las bases para dar casa y comida a toda esta gente.

Aunque hagamos más productivo el campo para tratar de alimentar todas esas bocas, es una realidad que faltará espacio para la agricultura y la ganadería. Pero también habrá escasez de vivienda.

Por otro lado, nuestro planeta está formado de un 30 por ciento de tierra y un 70 por ciento de agua. No es necesario ser un genio para darse cuenta de que el crecimiento debe darse sobre ríos, lagos y mares. Pero no para que sea el destino de los menos favorecidos, como es muchas veces el caso sobre todo en los países del tercer mundo, sino el de todas las clases sociales y para todo género de actividades.

Como siempre he dicho, los holandeses son innovadores y no tienen miedo a pensar “fuera de la caja”. Su creatividad, combinada con su capacidad tecnológica, está enfocada ya a buscar soluciones para paliar el problema del futuro.

La ciudad de Róterdam, sede del puerto más grande de Europa, es un laboratorio viviente de ideas y proyectos, de los que le compartiré algunos:

CASAS FLOTANTES

En muchas ciudades y poblados de este país ya se encuentran casas flotantes (no sólo casas-bote), pero la mayoría en el interior, donde las variaciones de nivel del agua no son fuertes. Pero, ¿qué hacer en los delta de los ríos, sujetos al ir y venir de las mareas?

Antes de continuar les diré que, dado el incremento en el tamaño de los buques de carga, el puerto de Róterdam ha crecido robándole terreno al mar y creando nuevas áreas donde pueden navegar los barcos de todos los calados. Ello ha “movido” el puerto más hacia el Oeste,hacia la costa, liberando espacios y muelles que se empiezan a integrar a la ciudad como zonas residenciales. ¿Cómo aprovechar esas entradas de agua? ¡Con casas flotantes! El problema que se encontraron es que puede haber hasta 2 metros de variación en el nivel del mar según la marea.

El despacho Public Domain Architecten está por iniciar la pre-venta de 18 casas piloto de entre 90 y 200 metros cuadrados que se adaptan a esas condiciones en el Nassauhaven. Serán viviendas ecológicas. Reusarán el agua y generarán su propia energía con paneles solares. Le pregunté al arquitecto si él viviría en una de ellas y me dijo que eso tiene planeado, lo que habla muy bien de la seguridad y confiabilidad de estos lofts amplios y llenos de luz que cada familia podrá distribuir según sus necesidades.

Por cierto, me encantó su eslogan: “No se trata de tener ideas, sino de hacerlas realidad”.

HOTEL FLOTANTE

Ya es factible hospedarse en hoteles flotantes en Róterdam. Además de algunas casas-bote con servicio de hotel, hay un hotel de tres estrellas y la posibilidad de pasar la noche en un barco trasatlántico de lujo que desde 2010 está anclado en este puerto, el SS Rotterdam.

Pero la empresa holandesa Beladon está a punto de iniciar la construcción del DOK hotel, cuatro estrellas, 69 habitaciones en 5 pisos, totalmente autosustentable. El concepto es que generará su propia energía y agua, dispondrá localmente de sus desechos y también ahí se cultivarán algunos de los alimentos que ofrecerá a sus huéspedes. ¿Interesado? Según los planes podrá hacer reservaciones a fines de 2017.

soldominical-holanda-roterdam-hotelflotante

GRANJA LECHERA FLOTANTE

Si las ciudades costeras crecen, hay que proveerlas de alimentos. ¿Para qué traerlos desde kilómetros de distancia si se pueden producir frente a sus playas? Para muestra, un botón que estará listo este otoño: una granja flotante donde pastarán y vivirán 40 vacas, se les ordeñará y se producirá leche, mantequilla, yogurt y queso.

Un entusiasta Peter van Wingerden, socio de Beladon y líder de este proyecto, me compartió detalles. La base de la granja medirá 30 x 40 metros, es decir mil 200 metros cuadrados. Tendrá tres niveles. En el superior pastarán las vacas y tendrán el establo (14m2 para cada una). El intermedio será la fábrica de lácteos. El inferior será para servicios.

Llevan ya más de un año haciendo investigación y pruebas de viabilidad de diferentes materiales para ser autosustentables y no desperdiciar nada. Así que el piso del establo utilizará un material con una textura tal que no lastima las patas de las vacas y que además permite filtrar la orina para con ella generar electricidad. Con el estiércol, que recogerá un robot, harán composta. Para completar el círculo necesitaban poder producir el alimento para estos animales.

Se acercaron a la empresa Philips y le pidieron que desarrollaran una iluminación LED que les permitiera, en el nivel inferior de la granja, cultivar el pasto para el ganado. Para este programa piloto las vacas dispondrán de 9 mil metros cuadrados de terreno para pastar libremente también en tierra. La idea es observar su comportamiento a fin de tomar decisiones para el futuro del proyecto al que Peter llama de “TransFarmation”, un juego de palabras en inglés que combina transformación con granjas.

Esta será la primera en su tipo en todo el mundo. Para probar su viabilidad comercial ellos serán responsables de todo el proceso durante un año. Por supuesto asociados con expertos en el tema de producción de lácteos. Zapatero a tus zapatos.

¿Y después? Peter está seguro que será un éxito que podrán aplicar a producir otros alimentos como pollo y huevos. El tiempo dirá.

La próxima semana le hablaré de otros proyectos flotantes que se están cocinando en el puerto de Róterdam.

 

Cualquier comentario relacionado con este artículo, favor de dirigirlo amestrada@elsoldemexico.com.mx