imagotipo

El resurgir del PRD, a través de la socialdemocracia / René Arce Islas

  • René Arce

En los últimos años se evidenció un desgaste en los cuadros del PRD que generó a su vez una desvinculación con la sociedad. Dicho desgaste fue propiciado por varios liderazgos del propio partido que se vieron cada vez más mimetizados con los demás partidos, ocasionando que perdiera su identidad, y por tanto, su identificación como un partido de izquierda.

Cuando varios de nosotros empezamos a debatir acerca de la necesidad de crear un partido como el PRD, teníamos clara la visión de dicho partido: debía ser un instrumento que compitiera en el sistema democrático que empezaba a ver sus primeros pasos. Varios de los que impulsábamos la creación del PRD habíamos promovido una lucha hacia la democratización del sistema político mexicano desde la oposición, sin ser partícipes en las elecciones.

Para ser un instrumento con el que la población mexicana se sintiera identificada, el partido necesitaba estar ideológicamente sustentado a través de intelectuales mexicanos que respaldaran el proyecto de Nación que pretendía la izquierda mexicana, sobre todo combatiendo la desigualdad social predominante en nuestro país durante varios años.

Es así que se formó un Instituto Político –el PRD– con dos causas principales: la democratización de nuestro sistema político y el combate a la desigualdad lacerante en todo nuestro país.

Lo que pasó después con el PRD al olvidar sus orígenes y su ideología, fue terrible. Se hizo un partido de caudillos en el que la decisión de los mismos no era sometida al debate sino tomada como una verdad absoluta, lo cual orilló a varios de los fundadores intelectuales a dar un paso al costado, visualizando la línea que estaba tomando el partido.

La pérdida del peso intelectual – básico para cualquier partido y más para los de izquierda – hizo que el PRD se metiera en la dinámica electoral en la que se buscaba el éxito electoral al corto plazo, sin mirar a quienes se proponían como candidatos o si se contaba con un proyecto de Gobierno en las elecciones. Todas esas malas decisiones llegaron a su cenit con la exposición en el Caso Iguala, que denotó la exposición del presidente municipal y el gobernador, ambos propuestas del PRD. Como resultado, el PRD perdió la vinculación con mucha de la gente que antes había visto en dicho partido una posibilidad real de cambio a lo antes visto.

Una vez que el partido tocó fondo, la dirigencia nacional saliente tomó la buena decisión de hacerse a un lado para convocar a un análisis y refundación del partido ante todos los hechos ocurridos. Como resultado de dicha renovación apareció en la figura del Dr. Agustín Basave, la posibilidad de un cambio sustancial en las formas en que había sido dirigido el partido.

La simple elección del Dr. Basave ya representa un cambio que aplaudir en el PRD. Hoy, el partido voltea a ver a sus orígenes, al acercarse, nuevamente, al círculo intelectual tan necesario para generar la agenda progresista que el país necesita, así como desmarcarse de las corrientes internas del partido por ser un externo el ganador de la contienda para la presidencia del PRD.

La idea que tiene el Dr. Basave para el tipo de partido que busca se ve plasmada en su último libro “La Cuarta Socialdemocracia”, que contiene un análisis puntual de la evolución de dicha ideología y que plantea la próxima etapa a la que se debe llegar. Como puntos fundamentales de la doctrina del doctor rescataría tres: el primero es el combate frontal a la desigualdad social mediante políticas públicas que puedan representar la base de oportunidades para el desarrollo de todos los estratos sociales; el segundo, una agenda de libertades que resulte en una sociedad más incluyente y respetuosa; y como tercer punto, una clara contienda contra la corrupción y la opacidad del sistema público en todos sus poderes y sus niveles de Gobierno.

Me parece que la agenda propuesta escucha la voz de la sociedad y plantea rutas ideológicamente sustentadas. Confío en la persona que es el Dr. Agustín Basave y su capacidad para poder trascender de los conflictos internos del partido hacia la resolución de los problemas nacionales. Para aquellos que se identifiquen con una visión de izquierda progresista, hago un llamado para cerrar filas y apoyar lo que puede ser el renacer de un partido socialdemócrata de última generación que marque la pauta hacia todo el mundo.
Mail: renearcecirigo@gmail.com

FB: René Arce / Tw: @renearcemx

Web: renearce.com